Despliega el menú
Huesca

Castejón de Sos comparte la suerte en el sorteo de Navidad

El estanco vendió el único décimo premiado en el Alto Aragón.

La lotera de Castejón de Sos, María Dolores Narváez, que ha repartido el único premio en Huesca.
La lotera de Castejón de Sos, María Dolores Narváez, que ha repartido el único premio en Huesca.
Ángel Gayúbar

El estanco de Castejón de Sos vendió el único décimo premiado en el Alto Aragón en el Sorteo del Gordo de la Lotería Nacional en una jornada con una suerte muy cicatera con los oscenses.

Una participación del 03371, el último de los quintos premios que se cantó cuando estaba concluyendo el sorteo, fue vendido en la administración de esta la localidad ribagorzana. Una circunstancia que centró toda la atención informativa en la lotera castejonense, María Dolores Narváez, a quien la situación pilló ya entrenada puesto que vivió idéntico protagonismo mediático en el sorteo de 2013 cuando también vendió una de la escasas participaciones de un quinto premio.

Aún así, confesaba que la noticia le había pillado "de improviso" porque, además, estaba conversando con unos clientes y no seguía el desarrollo del sorteo pero se mostraba "muy contenta" por haber repartido un premio que, desea que haya ido a parar "a alguien que lo necesite". María Dolores, que se enteró de la noticia por las llamadas de los medios de comunicación, desconoce quién ha podido ser el afortunado ya que expidió el número por terminal y no queda constancia del comprador. "Es imposible saberlo porque empezamos a vender lotería para este sorteo el pasado mes de agosto y no es uno de los números que juegan los habituales por lo que puede haberlo comprado tanto un vecino de la zona como alguno de los turistas que nos visitan", explica.

La lotera castejonense espera que este premio sea un aliciente para incrementar las ventas en próximos sorteos. "Hace tres años ya se notó un tirón tras el quinto premio que repartimos", comenta.

Atención mediática al margen, la mañana del día del sorteo discurrió relativamente tranquila en el establecimiento castejonense. El hecho de que el premio fuera el último en salir y de que sólo se hubiera vendido un décimo motivó que no fueran muchos los vecinos que se acercaron hasta el estanco y despacho de lotería de la localidad. Esa ausencia física, no obstante, se vio compensada por las innumerables llamadas recibidas durante toda la jornada que hicieron que tanto la propia María Dolores como el resto de su familia no tuvieran un instante de descanso atendiendo a los periodistas y recibiendo los parabienes de sus convecinos.

No es el primer gran premio que reparte el estanco de Castejón de Sos. Como explica su propietaria, «esta es la segunda vez en tres años que damos un premio del Gordo de la Navidad, pero el premio más grande que hemos repartido fue hace unos veinte años uno de noventa millones de las antiguas pesetas de la lotería primitiva, y ese se quedó en el valle».

Etiquetas
Comentarios