Despliega el menú
Huesca

Un estudio determinará el aforo máximo del salto de Bierge para regular su uso

Es una de las primeras acciones para frenar la masificación del paraje durante el verano. Los agentes implicados se reúnen hoy en la Comarca del Somontano.

La peor imagen se vio durante el puente del 15 de agosto, cuando hubo colas con casi 30 autobuses, miles de bañistas y bolsas de basura que caían de los contenedores.
La peor imagen se vio durante el puente del 15 de agosto, cuando hubo colas con casi 30 autobuses, miles de bañistas y bolsas de basura que caían de los contenedores.
Rafael Gobantes

La Comarca del Somontano reúne hoy lunes a las administraciones y a los agentes del territorio directamente relacionados con el salto de Bierge para estudiar una solución que ponga freno a la masificación de este entorno natural, a las puertas del Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara.

Entre las primeras medidas que se vana tomar está la elaboración de un estudio para conocer el aforo máximo de este salto del río Alcanadre. A partir de ahí se buscará una emplazamiento para crear una zona de parquin de pago. Además, a las decenas de autobuses que acuden al lugar en verano, la mayoría procedentes de agencias de viaje de Barcelona, se les exigirá un permiso que deberá expedir el Gobierno de Aragón (posiblemente Turismo), y, en cualquier caso, se prohibirá que estacionen en la carretera bloqueando el acceso de otros vehículos, como ha ocurrido este verano.

La iniciativa de esta reunión ha partido de la Comarca, cuyo presidente, Jaime Facerías, está al frente del Patronato del Parque Natural de Guara. A ella acudirán representantes del Ayuntamiento de Bierge, Subdelegación del Gobierno en Huesca y Guardia Civil, el delegado territorial del Gobierno de Aragón, empresarios de la sierra, Confederación Hidrográfica del Ebro, la Consejería de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Agentes de Protección la Naturaleza y miembros de la Federación Aragonesa de Montaña. A todos ellos se les solicitó que acudieran con propuestas concretas para ponerlas sobre la mesa, debatirlas, consensuarlas y crear un plan de actuaciones para que el Gobierno de Aragón pueda aplicarlo en función de sus competencias.

El plan que tendrá un objetivo claro: regular el uso de ese espacio siguiendo el ejemplo de otras zonas paisajísticas del Alto Aragón como el acceso al Parque Nacional de Ordesa o, el más reciente, las pasarelas del Vero en Alquézar. "Ese informe se podrá complementar y consensuar con todos los afectados. En síntesis se trata de regular el uso de ese espacio: calibrar cuál es el aforo y controlar el acceso en unas épocas del año", explica Facerías.

La resolución de este problema medioambiental y también de seguridad, ya que en momentos puntuales como el 15 de agosto se han reunido 1.800 personas en un espacio reducido, es compleja al estar implicadas varias administraciones: "Entre todos tienen que plantear sus propuestas y a partir de ahí pactar. Pero lo que esta claro que hay que regular las zonas de aparcamiento y el acceso al espacio", recalca Facerías.

Desde el colectivo empresarial se sugieren también que el salto de Bierge se dote de servicios, se realice una campaña de información medioambiental entre los bañistas y se promocione a través de páginas web debidamente, es decir, señalando que se trata de un paraje natural cuyo uso será restrictivo y conlleva unas normas de comportamiento.

Etiquetas
Comentarios