Huesca
Suscríbete

El PAR pide al Ayuntamiento de Huesca que evite la subida del lBI y que busque otros ingresos

La actualización del catastro aumentará el recibo un 3%, por lo que exige que se deje "sin efecto tributario real".

Fernando Lafuente y Ana Alós
PP y PAR en el Ayuntamiento de Huesca proponen bajar el IBI y otros impuestos
JAVIER BLASCO

El Comité municipal de Huesca del Partido Aragonés reclama al ayuntamiento que deje "sin efecto tributario real" la actualización de valores catastrales a la que acaba de ser autorizado y que supondría un nuevo incremento del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de un 3%. Esta segunda actualización estaba pendiente y no fue contemplada en las ordenanzas fiscales aprobadas provisionalmente, por lo que el PAR pide "estudiar una fórmula de modificación a la baja del IBI para la aprobación definitiva y así, compensar el incremento de valores sin aumentar la presión fiscal".

El tripartito, indica, no se pronunció en su momento sobre su decisión a la espera de esa actualización, "aunque es previsible que aplique su política y suba los impuestos aduciendo hechos consumados, despreciando el montante global o alegando la necesidad de recaudar para destinar después esos fondos a sus microinversiones sin criterio".

El Gobierno central acaba de autorizar por decreto la actualización del catastro a 1.895 municipios españoles, de los que 314 son aragoneses. Huesca es uno de los que solicitó expresamente esta revisión al alza y multiplicará por 1,03 su coeficiente, lo que supone el aumento del 3%. El PAR de Huesca entiende, y así lo comunica en una nota de prensa, que "otra subida del IBI no es la forma con la que el ayuntamiento puede contribuir a mejorar la economía de vecinos, familias y empresas, en pleno intento de recuperación tras la crisis, sino al contrario: es un lastre más".

Al mismo tiempo, recuerda que en el presente ejercicio ya se produjo una primera fase de actualización catastral de un "más que notable" 10%, aunque no repercutió en los recibos por la finalización del aumento extraordinario del IBI por ese mismo porcentaje, que fue decretado en el periodo 2012-2015 por el Gobierno central en los peores momentos de la recesión. "Sin embargo, se perdió la oportunidad de reducir ese recibo y los impuestos a los oscenses".

El comité oscense del PAR detalla que, en su momento, el tripartito valoró que la actualización catastral supondría unos 450.000 euros más de recaudación en 2017. A su juicio, esa cantidad no justifica el aumento de la carga tributaria ya que, por ejemplo, se ha presupuestado de nuevo 600.000 menos que en 2015 a través del convenio con la DGA. Por ello, "es evidente que existen otras vías de ingresos y financiación, después de que este año ya se recortara a la mitad ese ‘convenio de Presidencia’ y se haya previsto mantener el mismo recorte para el próximo ejercicio". De este modo, considera que solo logrando una mayor colaboración con el actual Gobierno de Aragón o al menos similar a la obtenida con el anterior Ejecutivo se superarían los ingresos que se obtendrían con la subida del IBI, pero sin añadir más impuestos a los oscenses.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión