Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Huesca

Un incendio en Huesca obliga a desalojar un edificio

Poco antes de las 18.30 de la tarde se ha originado un incendio en un piso de la calle padre Huesca, 55, de la capital oscense.

Isabel García Macías. Huesca Actualizada 13/11/2016 a las 01:54
Etiquetas
Incendio en la calle Padre Huesca de la capital oscenseRafael Gobantes

El incendio ocurrido este sábado en un piso del número 55 de la calle Padre Huesca de la capital oscense obligó a desalojar a los vecinos de las trece viviendas de un bloque de cuatro plantas más ático. Afortunadamente, no se produjeron daños personales aunque uno de los bomberos que participó en la extinción tuvo que ser atendido de ‘estrés térmico’ en el mismo lugar del suceso.

El fuego empezó hacia las 18.00 y a las 21.00 todos pudieron volver a sus casas todos los vecinos, salvo las siete personas que residen en el inmueble siniestrado, que fueron realojado por los Servicios Sociales del ayuntamiento en una pensión cercana.

El incendio se originó, por causas que se están investigando, en el dormitorio del 2º A, concretamente empezó a arder la cama. En ese momento estaba en la habitación una chica joven, que junto con las otras cinco personas que había en la casa, entre ellas algún niño, salieron cerrando la puerta y pidieron auxilio.

En el 3º B, las estudiantes Lara Ibáñez e Irene López escucharon los gritos. "Al principio hemos pensado que eran los niños jugando, pero después nos hemos dado cuenta del humo, no se veía nada y hemos salido», explicaron mientras esperaban en la calle. "Hemos llamado a los vecinos para que bajaran porque muchos no se habían dado cuenta», comentaron ambas, que son de Zaragoza y están matriculadas en Magisterio. "De normal el sábado y el domingo nos vamos a Zaragoza, pero nos habíamos quedado aquí porque la semana que viene hay exámenes», dijeron.

El aviso de lo que ocurría llegó desde el 112 al parque de Bomberos de Huesca a las 18.01. Cuando los especialistas llegaron al lugar del suceso ya había salido del bloque todos los vecinos. En los primeros instantes se produjeron momentos de confusión entre quienes residen en la vivienda afectada, ya que la familia echaba de menos a una mujer. Esta apareció poco después; había salido a hacer la compra y se había dejado el teléfono móvil en casa.

Daniel Muñoz, inspector jefe de Bomberos, explicó que al llegar al edificio se rastreó, "pero no se ha encontrado a nadie y hemos procedido a extinguir el incendio». Según dijo, el origen estaba en uno de los dormitorios y "estamos valorando cuál ha podido ser la causa".

Los bomberos accedieron a la vivienda haciendo un agujero en la puerta. El fuego se había extendido ya a otras habitaciones. Aunque por las ventana de la fachada de la calle Padre Huesca solo se veía humo, por la galería que da al otro lado del edificio, a un patio bastante amplio, salían llamas de grandes proporciones.
El incendio se atacó desde el interior de piso, con el apoyo de una manguera que se pasó por la ventana de Padre Huesca con ayuda de la escala. El primero de los bomberos que entró en la vivienda tuvo que ser atendido por un golpe de calor debido a la gran carga térmica que produjo en el lugar del siniestro. Aunque no llegó a intoxicarse, durante unos 15 minutos se le suministró oxígeno para su recuperación.
La hora y el sitio del suceso provocaron una gran expectación. Junto a los vecinos desalojados estaban familiares de estos así como peatones que se acercaron para conocer qué había pasado. "No sabemos nada y tenemos un susto muy grande», dijo Ana G. Ramos, que vive en el ático. "Mi marido se iba a trabajar y al salir ha visto que la escalera estaba llena de humo», dijo. "Los vecinos del piso incendiado estaban gritando", añadió.

A esa hora casi todo el mundo estaba en casa. Muchos llamaron a los bomberos y al 112. Desde la calle Manuel Bescós, frente al edificio afectado, observaban las labores de extinción. Entre ellos estaba la vecina del 3º A, que había salido del piso con su marido y su hijo, pero el perro se quedó dentro. Cuando el fuego ya estaba extinguido, los bomberos entraron y vieron que el animal estaba bien, muy quieto sobre su manta en la cocina, donde la ventana estaba abierta.

En una pensión
La familia que vive en el inmueble incendiado está de alquiler. Anoche fue traslada a una pensión y hoy volverá a su casa, que quedo precintaba, para recoger los pasaportes y toda la documentación, ya que ayer no pudieron sacar nada. El concejal José María Romance se acercó hasta el lugar del incendio y explicó que se había activado el protocolo de Servicios Sociales para estos casos y que estos vecinos se alojarían en dos habitaciones por lo menos hasta el lunes.

La vivienda sufrió grandes destrozos por el fuego, que incluso dañó un tabique que da a la casa de al lado. La instalación eléctrica del piso quedó destruida y el ascensor se desconectó porque presentaba fallos de funcionamiento. El baile que se celebra cada sábado de 18.30 a 21.00 en la sede de la Asociación de Vecinos de San Lorenzo, bajo el bloque afectado, quedó suspendido.
En la extinción del incendio intervinieron nueve bomberos, con un camión cisterna y la autoescala. Hasta allí acudieron efectivos de Policía Local, Policía Nacional, Cruz Roja y 061.




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo