Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Unos terneros se escapan de una granja en Almuniente y provocan dos accidentes

Los animales salieron del recinto por causas desconocidas y llegaron a la carretera, donde sorprendieron a los coches.

Suceso en la A-1210 (Km 20,250).
Suceso en la A-1210 (Km 20,250).
Heraldo

La escapada de 18 terneros de una granja de Almuniente provocó ayer dos accidentes de tráfico con sendos vehículos en la carretera A-1210, que se saldaron con una persona herida leve y cuatro animales muertos. Los hechos se produjeron a las 7.10 casi de forma simultánea, cuando los dos turismos, que circulaban en direcciones opuestas se encontraron con los obstáculos en la calzada y no pudieron evitar el impacto. A esa hora había bastante niebla en la zona. El tramo donde ocurrieron los hechos es una recta.

El conductor de uno de los vehículos sufrió daños en la rodilla y la mano y fue trasladado al hospital San Jorge de Huesca. Viajaba con otra persona que resultó ilesa, lo mismo que el hombre que iba en el otro coche.

Uno de los choques se saldó con tres terneros muertos en el momento. A raíz del otro impacto resultó herido un animal, que finalmente fue sacrificado por el veterinario de la zona, según informaron desde la Guardia Civil. Durante toda la jornada, agentes de la Benemérita alertaron a los conductores de la posible presencia del ganado en la carretera.

Hasta el lugar del suceso se desplazaron patrullas de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil de Tardienta y Grañén así como agentes de tráfico y el equipo de Atestados, un veterinario del Gobierno de Aragón y personal del servicio de recogida de animales.

A lo largo del día, el ganadero, empleados del Ayuntamiento de Almuniente movilizados por el 112 y cazadores con perros rastreadores de jabalíes buscaron a los animales, que se había diseminado entre los maizales. Al cierre de esta edición se habían recuperado diez de los escapados y solo quedaba por encontrar otros cuatro, según indicó el propietario de los mismos, César Bolea. Según dijo, desconocía cómo habían podido salir de la granja, pero el caso es que las puertas estaban abiertas.

No obstante, no fueron todos los animales los que salieron del recinto, situado a unos 100 metros de la carretera. En la labores de localización se utilizó un dron, ya que era urgente hallar a los animales que estaba huidos para evitar que provocasen algún accidente más. Para el rastreo, además del aparato aéreo, se utilizaron tractores. El objetivo era dar con los animales sin que sufrieran daños, utilizando dardos anestésicos.

La búsqueda de los cuatro terneros que ayer no pudieron encontrarse se reanudará hoy. Según el propietario de los animales, estos pesan entre 190 y 200 kilos y su valor es de 800 euros.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión