Despliega el menú
Huesca

Obras en el cenobio de San Victorián para abrir al público el claustro y la torre

Por primera vez se podrán visitar estas estancias tras una restauración
en la que se invertirán 90.000 euros.

Se actuará en la torre, el claustro y las cubiertas de la iglesia. Entre los tres elementos, está el andamio.
Obras en el cenobio de San Victorián para abrir al público el claustro y la torre
R. G.

Las obras de restauración del monasterio de San Victorián, situado en el municipio sobrarbense de El Pueyo de Araguás y declarado Bien de Interés Cultural en 2002, se retoman ahora para abrir el claustro y la torre al público por primera vez. Son estancias anexas a la iglesia, que se rehabilitó en 2011 y que se puede visitar cada domingo, en las que la dirección general de Patrimonio del Gobierno de Aragón va a invertir 90.750 euros. Con esta cantidad se repararán las cubiertas de la iglesia, que se levantaron de forma parcial por un temporal hace unos dos años, y se acondicionarán las citadas dependencias, el refectorio y la biblioteca para enseñarlas en las visitas guiadas en 2017. De este modo, se podrá tener una visión más completa de este relevante enclave del antiguo reino de Aragón en el siglo XII, que además está considerado como el primer monasterio de la Península Ibérica.

La empresa adjudicataria Obras y Restauraciones Sagarra S. L. U., de Barbastro, tiene de plazo para terminar los trabajos hasta finales de año. El anuncio se publicó el viernes en el Boletín Oficial de Aragón (BOA) y hoy por la mañana el presidente de Aragón, Javier Lambán, se desplazará hasta el monasterio, donde se pueden ver los restos de la planta primitiva del templo que podrían datar del siglo VI, aunque la mayor parte de la iglesia se construyó en el siglo XVIII.

En los últimos años, lo poco que se ha invertido no ha sido para devolverle el esplendor al conjunto monástico sino para evitar que avanzara el deterioro y reforzar los muros. En noviembre de 2014 se iniciaron unas obras, que apenas duraron unas semanas, en las que se invirtieron 53.000 euros para consolidar la cimentación de los muros del claustro, en el que se intervendrá ahora.

Tras décadas de abandono, en octubre de 2009 comenzó la restauración, que se centró en el interior de la iglesia, y desde entonces se han invertido 1,05 millones de euros. En el claustro, situado entre la iglesia y el resto de dependencias del monasterio, solo se ha actuado en los cimientos. El resto de dependencias, como el palacio abacial, pasaron a manos privadas en 1874, tras la desamortización, y en el año 2011 el Gobierno de Aragón adquirió todo el conjunto. De hecho, una familia de ganaderos habitó esa parte hasta los años 90. Su último propietario fue Luis Vecino, el mismo que impulsó el hotel Monasterio de Boltaña y que, al igual que ahí, soñó con construir un gran complejo hotelero, al tiempo que ideó la creación de una planta embotelladora de agua de San Victorián. Ninguno de estos proyecto se llegó a materializar y, al final, lo vendió a la DGA.

La iglesia se reabrió con visitas guiadas el 3 de agosto de 2011, que siempre han estado sujetas a la renovación de convenios. Este año comenzaron el 20 de marzo y están programadas para todos los domingos hasta el 31 de diciembre ?(en este mes solo 4, 11 y 18), aunque el alcalde de El Pueyo de Araguás, Jesús Buetas, ya se ha reunido esta semana con Turismo y Patrimonio para darles continuidad en 2017 con la incorporación de las estancias renovadas, que se sumarán a la iglesia, el cementerio y la sala capitular. Hay pases cada domingo a las 11.30 y a la 13.00 y no es necesario reserva previa, basta con llegar allí y adquirir el tique de 2 euros adultos y gratis hasta los menores de 12 años. Para grupos, se puede reservar a través de patrimonio@sobrarbe.com o en el 974 518 025. Además, recomiendan visitar El Pueyo de Araguás, que ofrece un recorrido por oficios tradicionales, que hoy también realizará Javier Lambán.

Etiquetas
Comentarios