Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

La negociación para crear una oficina que coordine a los bomberos sigue en punto muerto

El Gobierno de Aragón ve con buenos ojos la idea pero reconoce que no se ha avanzado. La Diputación Provincial volverá a incluir una partida con este fin en su presupuesto, que el año pasado no se gastó.

Primero fue la creación de un consorcio provincial de bomberos y luego una oficina de coordinación de los parques. Las distintas fórmulas propuestas hasta ahora para que el Gobierno de Aragón y la Diputación de Huesca gestionen los servicios de extinción de incendios se atascan una y otra vez. En tres años, desde la aprobación de la Ley del Fuego, ha sido imposible avanzar en la constitución de un organismo que acabe con la precariedad y optimice los recursos humanos y materiales.

Ahora mismo, la propuesta de la Diputación pasa por abrir una oficina de coordinación, para lo que ha ofrecido financiación, entendiendo que la gran carencia de Huesca, "más que de recursos, es de coordinación". En los presupuestos de este año ya se contemplaron 50.000 euros, a trasferir al Gobierno de Aragón, para pagar los gastos de la oficina, pero no se han ejecutado, porque, aclaran fuentes de la institución provincial, es el Ejecutivo autonómico el que tiene la decisión última. Para 2017 está previsto aprobar otros 100.000 euros.

El departamento de Presidencia del Ejecutivo autonómico reconoce que la propuesta está sobre la mesa y que se trató en la última reunión de presidentes de diputaciones el pasado 6 de septiembre. Incluso se llegó a ofrecer como ubicación el 112 para evitar costes y contar desde el principio con una buena infraestructura y medios. Pero, añade, "no se ha avanzado nada en esta línea", pese a que "es factible y parece una buena idea". Ahora, aclara la consejería, los esfuerzos están centrados en conjugar los efectivos forestales con los bomberos de los parques.

El pasado día 7, el pleno de la Diputación aprobó un incremento de 500.000 para ayudar al funcionamiento de los servicios de extinción gestionados por comarcas y ayuntamientos, y paliar así las dificultades de las entidades locales para financiar una competencia que asumieron pero que no les corresponde. Con ese dinero extra, la subvención de la Diputación se eleva ya a 1,2 millones.

La Asociación de Bomberos Profesionales de Aragón ha vuelto a insistir en que no se necesita más material, "es más, sobra, incluso se caduca en los parques antes de haberlo estrenado". "Lo que es necesario es personal profesional, centralizar los servicios en parques más grandes y con una mejor respuesta las 24 horas los 365 días del año". Según sus cuentas, los 1,2 millones de euros, "servirían para la creación de unas 35 plazas" y poder dar así cumplimiento, en una fase inicial, a la Ley del Fuego.

De momento, solo se ponen soluciones parciales. Un ejemplo es el acuerdo firmado por las comarcas de La Litera, Bajo Cinca, Cinca Medio y Ribagorza para coordinarse en la atención de siniestros en su territorio.

Un acuerdo "urgente"

La Diputación de Huesca no oculta "los problemas y deficiencias" en la gestión, coordinación y financiación por la "práctica imposibilidad" de cumplir la Ley del Fuego del año 2013, que deja en manos de la institución provincial la competencia y que está recurrida. Su aplicación exigiría contratar 200 bomberos más en el Alto Aragón, con un gasto anual de 11 millones, de acuerdo con los cálculos de esa institución.

El pasado mes de julio, en una declaración formal respaldada por todos los grupos (PSOE, PP, PAR y Cambiar), el pleno provincial reclamó al Gobierno de Aragón que lidere la reorganización de los parques y ponga en marcha una negociación "urgente", pero pasados tres meses ni siquiera han comenzado las conversaciones.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión