Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Hallan dos quebrantahuesos muertos, uno con síntomas de intoxicación

La Fundación para la Conservación denunciará el caso en el juzgado.

Agentes de Protección de la Naturaleza del Gobierno de Aragón han localizado en el Pirineo a dos quebrantahuesos muertos. Ambos fueron encontrados en septiembre, uno en la comarca del Alto Gállego y otro en la de la Ribagorza.

Según la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos, el primero era un ejemplar nacido este año, bautizado como ‘Barlu’, que fue marcado el pasado mes de agosto en el comedero de la Garcipollera y que se localizó muerto en las proximidades de su lugar de nacimiento, en el monte Oturia. Este animal presentaba traumatismos en la cabeza y en el pecho, de origen desconocido, según reveló la necropsia. Pero lo más significativo son los síntomas compatibles con una intoxicación.

Se han remitido muestras al laboratorio del IREC (Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos), con sede en Ciudad Real y dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). El análisis pretende aclarar si pudo ingerir alguna sustancia tóxica que le provocara la muerte.

El segundo quebrantahuesos fue localizado en el municipio de Laspaúles. Era un animal de 5 años. Aunque los restos evidenciaban que la muerte se produjo hace tiempo, se pudo averiguar que tenía una fractura en la clavícula, quizá provocada por una colisión con alguna infraestructura, no se sabe si un tendido eléctrico o una instalación de otro tipo.

En el primer caso, la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos ha anunciado la presentación de una denuncia en el juzgado de Jaca para la apertura de una investigación, un procedimiento habitual al existir posibles indicios del uso de un producto tóxico.

Juan Antonio Gil, de la Fundación, señaló que el hallazgo de dos cuerpos en el mismo mes es "poco usual", aunque es cierto que solo se encuentran algunos de los desaparecidos. En ambos casos coincide que el fallecimiento se ha producido por causas no naturales.

La entidad encargada del plan de recuperación insiste en la necesidad de monitorizar a los ejemplares para un mejor seguimiento. La población de esta especie protegida está en crecimiento, pero puede haber episodios de mortandad. "Hay que mantener la vigilancia y el esfuerzo realizado en los últimos años", señaló Gil.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión