Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Las denuncias contra la masificación del salto de Bierge se extienden por las redes sociales

Una campaña en change.org ha recogido en pocos días más de mil firmas y el vídeo titulado ‘¡Queremos una sierra limpia!’ se ha convertido en viral.

La peor imagen se vio durante el puente del 15 de agosto, cuando hubo colas con casi 30 autobuses, miles de bañistas y bolsas de basura que caían de los contenedores.
La peor imagen se vio durante el puente del 15 de agosto, cuando hubo colas con casi 30 autobuses, miles de bañistas y bolsas de basura que caían de los contenedores.
Rafael Gobantes

Las protestas ciudadanas contra la masificación del salto de Bierge han encontrado en internet el medio perfecto para intentar atajar el deterioro de esta zona de baño de la sierra de Guara, a las puertas del Parque Natural. El verano ha acabado sin que las señales de señales de prohibición de acceso a la presa instaladas este verano hayan servido para reducir el número de visitantes. Por el contrario, ha crecido, llegando el puente del 15 de agosto a registrarse miles de personas, con casi 30 autobuses.

En la plataforma change.org se ha puesto en marcha una campaña que en pocos días ha recogido más de 1.000 firmas bajo el título ‘Para un plan de gestión sostenible y eficaz del salto de Bierge’, un paraje convertido en uno de los más visitados de Guara. Las firmas se enviarán a la dirección del Parque Natural y al Ayuntamiento. En el manifiesto se describe la presencia de "manadas de turistas y domingueros, montones de basura, caminos cercanos a la presa convertidos en aseos públicos...".

Denuncia que se ha convertido en "tierra de nadie" donde la mera prohibición de acceder a la presa no ha servido para frenar a los turistas. Hace un año llevó a cabo una iniciativa similar la Asociación Peña Falconera de Morrano, con una carta dirigida al presidente aragonés, Javier Lambán, y al consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Joaquín Olona.

Vídeo publicado en la plataforma Change.org.

La última campaña está promovida por Mathieu Christophel, un francés afincado en verano en Bierge, que trabaja como guía de escalada y monitor educativo. Él es también uno de los autores del vídeo ‘¡Queremos una sierra limpia!’, colgado en la plataforma Vimeo y que está siendo reproducido a través de redes sociales como Facebook y Twitter. A lo largo de seis minutos muestra imágenes de la basura y la masificación y de los visitantes adentrándose en los caminos para hacer sus necesidades.

"Lucho con las armas que tengo", afirma Christophel. Él ha visto aumentar la degradación en los últimos años, pero sobre todo este verano. "No se limpió en julio y se amontonó la basura". Cree que el Ayuntamiento no tiene medios suficientes para afrontar solo el problema y no entiende por qué no se aplica la ley, "por qué no se sanciona". Reclama una movilización ciudadana para adoptar medidas como la limitación del aforo o la imposición de una tasa de parquin. Joaquín Olona se ha comprometido a buscar una solución consensuada que pasa por algún tipo de limitación o de prohibición.

El conocido montañero barbastrense Javier Subías, guía de barrancos desde 1987, también se ha pronunciado en su blog y espera que la inquietud surgida en la zona tenga una respuesta.

"Hoy (por ayer), a las diez de la mañana ya había coches descargando neveras. Solo con que prohibieran las sombrillas y no se pudiera hacer picnic, se frenarían los visitantes. Luego habría que regularlo", sugiere. La prohibición del Ayuntamiento de acceder a la presa, en su opinión, ha sido una medida "para curarse en salud en caso de un accidente, que hemos cumplido los barranquistas pero no los que llegan en autobuses".

"Me da mucha pena lo que esta ocurriendo", insiste. En su blog dice que "lo del salto de Bierge será solo la punta de un iceberg que se nos viene encima", en referencia a la masificación de otras zonas de Guara. "La mayor parte de los visitantes vienen en grupos grandes de amigos y/o familiares, pertrechados con mochilas, neveras portátiles, perros, canarios, sombrillas, hamacas, tumbonas, barcas hinchables, mesas, toldos y tiendas de campaña". Describe que desde hace unos años, cuando desciendes el barranco de la Peonera, "conforme te acercas a la presa por la orilla del río, contemplas basuras y papeles, efluvios de orines recientes, excrementos, pañuelos de papel manchados..."

A su entender hay razones objetivas para deducir que la afluencia de público en esta zona, y quizás también en otras, está rebasando la capacidad del paraje, por lo que existe la necesidad de "controlar y/o prohibir".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión