Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Los espacios protegidos del Pirineo reciben este verano hasta un 18% más de visitantes

Los autobuses turísticos al Parque Nacional de Ordesa y al de Posets-Maladeta se llenan los fines de semana.

Foto archivo del autobús que traslada a los turistas a La Besurta desde el parquin del Hospital de Benasque.
Autobús que traslada a los turistas a La Besurta desde el parquin del Hospital de Benasque.
Alosa

Para llegar hasta los llanos de La Besurta en autobús, en el Parque Natural Posets-Maladeta, ha habido que hacer cola este año. Determinados días y a determinadas horas, el transporte público no da abasto, pese a que hay viajes cada media hora. También el servicio desde Torla al interior del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido ha tenido en julio y agosto más usuarios.

Los buses turísticos de los dos parques son el termómetro más fiable para medir las visitas a estos espacios protegidos, que en 2016 han crecido hasta un 18%. El dato más espectacular lo ofrece el autobús de La Besurta. El fin de semana del puente de la Virgen trasladó a casi 2.000 personas, un 34% más que en 2015.

El transporte al interior del valle de Ordesa, cuyo acceso está regulado desde 1998, vendió en julio más de 35.000 billetes (los menores de 10 años, como novedad este verano, viajan gratis). Supone un incremento del 17’8% respecto al mismo mes del año anterior y se acerca a la del 2002. El récord se registró en el año 2000, con 38.000 usuarios. De momento, en lo que llevamos de agosto, suman casi 30.000, frente a los 28.000 de 2015, un repunte más discreto. La concentración de turistas ha obligado algunos días a cerrar el acceso, al superarse el tope de entrada de 1.800 personas en la Pradera de Ordesa.

El alcalde de Torla, ayuntamiento que adjudica el servicio, gestionado por Tragsa, señala que resulta "imprescindible" en época de máxima afluencia. Las infraestructuras construidas en Torla, con el parquin desde el que parten los autobuses turísticos, son, señaló Miguel Villacampa, "la mejor manera de conservar el Parque Nacional". El sistema permite dejar libre de vehículos la Pradera de Ordesa y en cualquier momento cortar la carretera, evitando aglomeraciones.

También el acceso al Parque Natural Posets-Maladeta está regulado mediante un servicio de autobús que gestiona la compañía Alosa por encargo del Ayuntamiento de Benasque. Hay servicios a La Besurta y Vallibierna, desde donde parten numerosas excursiones y rutas de alta montaña, entre ellas las de ascensión al Aneto. Este año como novedad se ha incorporado un viaje a Espigantosa, en Sahún.

El incremento de viajeros en julio rondó el 18%. El último fin de semana de ese mes, los autobuses trasladaron a La Besurta, la línea con más usuarios, a 1.188 personas, pero la cifra se disparó los días 6 y 7 de agosto (1.772) y sobre todo el 13 y el 14. El fin de semana del puente festivo de la Virgen el número se elevó a 1.988 frente a los 1.473 del año anterior.

Los viajes parten del parquin del vado del Hospital de Benasque, ya que la carretera se corta en verano y solo es posible llegar en transporte público, que funcionará hasta el 11 de septiembre. Hay servicios cada 35 minutos, pero este año ha sido necesario reforzarlos, según fuentes de la compañía Alosa, para aliviar las esperas. Los vehículos van llenos sobre todo los fines de semana y ha sido en agosto cuando se ha notado especialmente el incremento. También hay salidas desde Benasque, con seis viajes diarios. El primer autobús, a las 4.30, se conoce como el del Aneto, ya que se llena con montañeros que van a hacer la cumbre.

En Ordesa y en Posets-Maladeta se permite subir con mascotas, facilitando jaulas. "Es un servicio muy demandado, lo utiliza bastante gente", comentó el alcalde de Torla.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión