Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Los vecinos rechazan los conciertos nocturnos en la plaza de San Antonio durante las fiestas

Denuncian el volumen de la música a lo largo de la semana de San Lorenzo en este nuevo espacio. Recogerán firmas para que el Ayuntamiento de Huesca atienda sus reclamaciones de cara a 2017.

Asociación de Vecinos del Barrio de San Lorenzo, Huesca
Vecinos asistentes a la reunión de ayer en la Asociación de Vecinos del barrio de San Lorenzo.
F. Paúles

Los vecinos de la plaza de San Antonio, en el centro de Huesca, harán llegar al Ayuntamiento su rechazo a que el año que viene se repitan en este espacio los conciertos programados por las peñas durante las fiestas de San Lorenzo. Desde el día 9 de agosto, cuando empezaron los festejos, las protestas fueron continuas por el nivel de ruido y los efectos que este tenía en las viviendas. Ahora, se recogerán firmas para trasladar este malestar a los responsables municipales. Este año ha sido el primero con actividad laurentina nocturna en este emplazamiento.

Numerosos residentes acudieron ayer por la tarde a la reunión convocada por la Asociación de Vecinos del Barrio de San Lorenzo para abordar la situación originada. Muchos de ellos indicaron que durante los días de las fiestas tuvieron que trasladarse a otros sitios ante la imposibilidad de descansar por el ruido y las vibraciones. Los vecinos también manifestaron su malestar porque "cuando llamábamos a la Policía para que viniera a medir el volumen de la música nos decían que no podían hacer nada".

En la plaza de San Antonio estaban ubicadas tres de las seis peñas recreativas de Huesca, que durante los últimos años han estado concentradas en la plaza de Navarra, donde igualmente se hacían conciertos. En un intento de distribuir la fiesta por el centro de la ciudad se acordó que estas asociaciones se repartieran en dos espacios y que en cada uno de ellos hubiera una programación musical.

En ambas plazas, las peñas colocaron sus barras y se instalaron sendos escenarios para las actuaciones. El día 9 estuvieron abiertas por la mañana, tras el lanzamiento del cohete anunciador. El resto de la semana empezaban a funcionar por la tarde. La hora de cierre se estableció en las dos de la mañana.

Las primeras llamadas por el ruido en la plaza de San Antonio se produjeron al mediodía del día 9, según reconoció la concejal de Fiestas, María Rodrigo. La edil señaló que por la noche se corrigió el nivel de ruido y se incrementó la limpieza. "Y a las dos menos cinco de la madrugada nos aseguramos de que las plazas estaban completamente apagadas", añadió. Pero las llamadas a la Policía continuaron hasta el día 14.

En la reunión de ayer, los vecinos no se quejaron tanto de la música como del volumen al que esta sonaba. "Se acababa a las 2.00, pero eran las 16.30 cuando los grupos de los conciertos y los DJ se ponían a ensayar y empezaban a vibrar los cristales", indicó la presidente de la Asociación del Barrio de San Lorenzo, Cristina Betrán. Según dijo, esto ocurría también las calles adyacentes a la plaza.

El Ayuntamiento se reunió con los vecinos de San Antonio antes de las fiestas patronales para explicarles los cambios adoptados. "Pero entonces ellos ya manifestaron su oposición porque es una plaza con edificios muy altos, donde vive mucha gente y hay bastantes personas mayores", señaló Betrán. También hay familias con niños pequeños que, según dijeron anoche, tuvieron que irse de sus pisos esos días, a pesar de que están reformados e insonorizados.

El forjado del parquin

Una de las asistentes a la reunión de ayer, que reside en el número 9 de San Antonio, manifestó que hace 40 años que viven aquí y ha sido la primera vez que ha tenido que marcharse de su casa. Asimismo, mostró su preocupación por la aglomeración de personas durante los conciertos. A este respecto, comentó que hay un aparcamiento subterráneo y que el suelo de la plaza es un forjado.

Recordó que cuando se estaba construyendo esta infraestructura, en 2012, se produjeron grietas en siete viviendas de este inmueble al ceder la junta de dilatación. La relación de estas con las obras del parquin no quedó establecida, pero la constructora del mismo se hizo cargo de los desperfectos.

Hoy se iniciará una campaña de recogida de firmas por parte de los presidentes de las comunidades de vecinos afectadas. El 17 de septiembre se colocarán dos mesas en la plaza de Concepción Arenal para recabar apoyos a la petición de un cambio de modelo musical para las próximas fiestas de San Lorenzo. El día 22 del mes que viene, los vecinos volverán a reunirse para determinar cuándo se entregan las firmas. Ayer planearon que, en caso de que el Ayuntamiento de Huesca no esté dispuesto a escucharles, se acudirá al Justicia de Aragón.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión