Despliega el menú
Huesca

La cueva de Els Trocs tuvo en la prehistoria un carácter funerario

Los arqueólogos destacan el hallazgo en un fragmento de un parietal izquierdo la huella de un flechazo.

El profesor Manuel Rojo observa uno de los hallazgos.
El profesor Manuel Rojo observa uno de los hallazgos.
Heraldo

La campaña de excavaciones del verano 2016 en la cueva de Els Trocs, situada en las inmediaciones de la localidad ribagorzana de Bisaurri, ha concluido recientemente con numerosas novedades. Se ha constatado que en la época calcolítica (entre el 3.000 y el 2.500 antes de Cristo) este espacio tuvo un carácter funerario. Asimismo, se ha hallado un fragmento del parietal izquierdo de un cráneo humano con la huella de un flechazo que le atravesó la cabeza.

En uno de los sectores intervenidos por primera vez, el camarín norte, se ha hallado el inicio de una fosa con numerosos restos humanos (por el momento un número mínimo de cinco individuos de diversas edades) que podría corresponderse con un enterramiento colectivo. A falta de dataciones absolutas, que se realizarán en breve, la adscripción calcolítica de esta frecuentación de la cueva se ha realizado a través del hallazgo entre los restos humanos de dos bellos foliáceos, puntas de flecha, de magníficos retoques planos, invasores y bifaciales.

No obstante, los arqueólogos consideran que la pieza estrella de la campaña, que por si sola justifica una intervención arqueológica, es el fragmento de cráneo o con una huella evidente de un flechazo que atravesó todo el cráneo. Para el equipo, esta constituye un elemento a estudiar que se suma a los "apasionantes" datos que ofrecen los análisis de ADN de los restos humanos hallados en la cueva durante las excavaciones.

En los demás sectores también se han encontrado un gran número de punzones de hueso con claras señales de uso, hachas pulimentadas, relativamente raras en toda la cueva y, sobre todo, un conjunto numeroso e interesante de cerámicas, muchas de ellas decoradas y que aparecen cubriendo eventos de combustión correspondientes a limpiezas periódicas del área habitada dentro de la cueva.

Con las piezas recogidas en la campaña de este año, que se ha prolongado durante dos semanas, los arqueólogos estiman que contarán con más de 40.000 fragmentos para su análisis e interpretación. El equipo de investigación, que trabaja en el yacimiento desde 2009 bajo la dirección del profesor Manuel Rojo, ha hecho este descubrimiento en uno de los sectores, el denominado "camarín norte", en el que todavía no se había intervenido.

Esta campaña ha sido financiada por la Asociación Trashumancia y Naturaleza a través de un convenio con la Universidad de Valladolid y la Danube Private University de Krems (Austria).

Etiquetas
Comentarios