Despliega el menú
Huesca

Caldearenas incluye en el padrón a los repobladores de Sieso de Jaca

Llegaron al pueblo hace diez años pero se les negaba la posibilidad de empadronarse en él.

Hace diez años que ocuparon el pueblo abandonado.
Los repobladores de Sieso de Jaca claman por que se les reconozca dónde viven

El Ayuntamiento de Caldearenas ha incluido por fin en el padrón a los repobladores de Sieso de Jaca. Tras nueve años pidiendo que se les reconozca dónde viven, los 25 habitantes de Sieso de Jaca han visto satisfecha su reclamación.

El diputado Jorge Luis Bail y otros integrantes de Alto Aragón en Común se adjudican parte de este logro y recuerdan que en los últimos meses se han reunido en varias ocasiones con el alcalde de la localidad, Primitivo Grasa, para llegar a esta solución.

La formación política reclamaba en estas reuniones medidas efectivas para consolidar la población rural y favorecer la instalación de nuevos habitantes con el fin de dinamizar las zonas menos pobladas de la Comunidad. "El no empadronamiento de personas que residen en un municipio es una situación irregular, que incumple la legislación -señala Bail-, y que además entorpece la posibilidad del asentamiento de nuevos pobladores en zonas como esta, que sufren con fuerza la despoblación".

Jorge Luis Bail se reunió por primera vez con los vecinos de Sieso de Jaca el pasado mes de abril para conocer de primera mano la situación de los servicios públicos en la zona y las dificultades que se presentan para consolidar población en áreas rurales de Huesca. Los habitantes de Sieso llevaban casi una década tratando de que su municipio les reconociese como vecinos y les permitiese empadronarse pero la alcaldía no facilitaba los trámites, “incumpliendo la ley 7/1985 del 2 de abril que regula dicho proceso, y las recomendaciones del Justicia de Aragón”, recuerdan desde Alto Aragón en Común.

Tras varias reuniones con el alcalde el edil se comprometió ante el diputado oscense a desenquistar la situación. "El medio rural necesita gente", ha precisado Bail, insistiendo además en la "obligación" de que todas las administraciones pongan los medios para hacer posible la llegada de personas "que puedan ser motor de desarrollo", que rejuvenezcan los valles, y que faciliten el mantenimiento, "e incluso la ampliación", de escuelas y otros servicios públicos. El diputado oscense ha recordado que 5 de los 12 niños de la escuela de Caldearenas son hijos de las familias que reclamaban el empadronamiento, y que ese número se incrementará, previsiblemente, el próximo curso.

Los vecinos de Sieso de Jaca llevan 10 años rehabilitando y habitando un pueblo que fue abandonado en 1965, pero durante ese tiempo no se había generado ningún documento que acreditase que Sieso de Jaca tenía población. Por tamaño y proximidad, el núcleo depende del Ayuntamiento de Caldearenas, pero allí no se les permitía empadronarse. El monte donde está ubicado Sieso pertenece al Gobierno de Aragón y durante estos años el consistorio les había dicho que no se puede empadronar a alguien en la propiedad de otra persona o entidad sin su consentimiento. Desde un punto de vista autonómico, el tema ha estado parado durante años.

Figurar en el padrón les permitirá votar en las elecciones municipales, optar a las ayudas de transporte escolar para sus hijos y dejar de figurar como pacientes desplazados cada vez que van al médico. Como hasta ahora oficialmente Sieso de Jaca no tenía vecinos y además allí nadie pagaba el IBI, el consistorio de Caldearenas tampoco veía un motivo para acercarles servicios públicos básicos como la recogida de basuras.

Etiquetas
Comentarios