Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

El hospital San Jorge abre una unidad de autoinmunes para atender ya a 200 pacientes

El diagnóstico precoz del lupus y otras enfermedades es fundamental y, por ello, han dado charlas en centros de salud.

La serie televisiva ‘House’ dio a conocer el lupus y su dificultad para diagnosticarlo. Aunque es una de las más frecuentes, las enfermedades autoinmunes son muchas más y conllevan "una inflamación de diferentes órganos, porque los anticuerpos del organismo se vuelven locos y en vez de defender a un virus de fuera atacan a su propio cuerpo", explica Eva Calvo. Junto con Ana Madroñero, son las dos médicos especialistas en Medicina Interna que pusieron en marcha la consulta de autoinmunes en el hospital San Jorge. Cuentan con casi 200 pacientes y antes del verano se va a convertir en la tercera unidad de enfermedades de este tipo en Aragón. Ya existe la del Miguel Servet, que antes era el centro de referencia para Huesca y la del Clínico, en Zaragoza. Ahora, empieza a atender también a pacientes de Barbastro.

"Son enfermos complejos y hay que estar muy al día con los tratamientos. Además, es una patología muy amplia, que afecta a todas las edades", comenta Calvo, ya que además la mayoría se convierten en crónicos. Por ello, en estos dos últimos años han dado charlas a los médicos en centros de salud, porque "cuanto más precoz sea el diagnóstico, mejor", ya que pueden darse insuficiencias renales, respiratorias, inflamación de las articulados, de la piel... "De estas enfermedades cuanto más sabes y más piensas en ellas, más pacientes diagnosticas", asegura.

El síndrome de Sjögren o síndrome seco (sequedad de ojos y boca), la vasculitis (inflamación de los vasos sanguíneos), el síndrome postpoliomielítico (pacientes con más riesgo de trombosis y de abortos en el caso de las mujeres)... Estas son algunas de las enfermedades y, junto al lupus, una de las más frecuentes es la arteritis de células gigantes, que afecta sobre todo a mayores de 55 años.

La médico internista Eva Calvo comenzó a especializarse en enfermedades autoinmunes al crearse un grupo hace unos siete años en la Sociedad de Medicina Interna y desde entonces, que coincidió con su llegada a Huesca, comenzó a ver pacientes. Fue hace dos años, con la llegada de su compañera Ana Madroñero, que ya tenía consulta en la unidad de autoinmunes de Lérida, cuando se puso en marcha la consulta, que se pasa los viernes. Además, también se va a poner en marcha una consulta con oftalmólogos, para tratar la uveitis de origen autoinmune. Por otro lado, un día a la semana citan a pacientes en el hospital de día. "Requieren tratamientos específicos inmunosupresores, como las terapias biológicas, pero hay que tener muchos conocimientos y manejo de los mismos. Se requiere una buena formación", indica la especialistas.

Con todo, siempre llevan un teléfono móvil para atender las urgencias, ya que hay pacientes que pueden tener brotes. Otros están estables y tienen revisiones periódicas e incluso a algunas con problemas para quedarse embarazadas, lo han conseguido, y después se les puede dar el alta.

La conversión en unidad es "un reconocimiento al trabajo que estamos haciendo". "Lo tenemos constituido y lo que nos faltaba era incluirlo en la cartera de medicina interna", comenta. De hecho, no implica la contratación de más personal y ni siquiera la compra de aparataje, puesto que ya pueden hacer capilaroscopia. Esta es una prueba específica con la que se mira la circulación, por lo que le derivaban pacientes vasculares, con la enfermedad de Raunaud (se quedan morados los dedos). Ahora, con más información, reciben más pacientes de otros centros.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión