Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

La armería atracada reabrirá en cuanto la Policía lo permita tras recabar pruebas

El herido tendrá que hacer rehabilitación porque la bala le tocó el nervio ciático de la pierna izquierda.

Las fuerzas de seguridad, en una operación dirigida por la Policía Nacional, continúan con las investigaciones para localizar a los dos autores del atraco a la armería Guara de Huesca la tarde del lunes. Por el momento, en la tienda todavía no se puede entrar a la espera de que sea necesario practicar más pruebas. Según explica Francisco Cáncer, el padre del propietario herido, en cuanto la Policía dé la autorización, abrirán de nuevo el comercio al público. Será la hermana, que tiene el permiso de armero, la que sustituirá a Rubén Cáncer Falceto, de 34 años, hasta que se recupere.

La víctima se preguntaba a la mañana siguiente a los hechos si le merecía la pena continuar, pero después tenía claro que "es uno de los trabajos más bonitos que hay" y que "no hay que identificar a este tipo de gente ni el uso de las armas con el que le damos nosotros". Además, cree que cuando antes vuelva a la normalidad será mejor. Por ello, según explica su padre, comenzará su hermana con el apoyo de una dependienta. Con todo, todavía no han podido ni siquiera limpiar la tienda porque la Policía les ha pedido que no toquen absolutamente nada.

Según explicó ayer la madre, Encarna Falceto, al parecer la bala, que le atravesó las dos piernas, por la parte posterior debajo de los glúteos, le tocó el nervio ciático. Esta es la razón por la que el joven herido notaba que los dedos del pie izquierdo los movía peor que los del derecho. Y es que el proyectil le impactó primero en la pierna izquierda. Por ello, tendrá que hacer rehabilitación, aunque aún le tienen que practicar más pruebas. Por el momento, seguirá unos días hospitalizado.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión