Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Las pasarelas de Alquézar ganan en altura con el nuevo tramo aéreo sobre el cañón del Vero

Inaugurada la ampliación de 500 metros, que ha supuesto una inversión de más de 200.000 euros. El nuevo tramo parte desde el antiguo molino hidroeléctrico y tiene una altitud media de 20 m.

Los invitados recorren el nuevo tramo de pasarelas, que se abrirá al público el jueves.
Los invitados recorren el nuevo tramo de pasarelas, que se abrirá al público el jueves.
José Luis Pano

La joya turística del Somontano cuenta desde ayer con un nuevo atractivo: un camino aéreo sobre el río que complementa el popular sendero denomiado las pasarelas de Alquézar o del Vero. Unas 114.000 personas caminaron el año pasado por este sendero que discurre por uno de los cañones más bellos y espectaculares de la sierra de Guara. Su distancia era de algo más de cinco kilómetros, pero se ha ampliado 500 metros hasta llegar a los 5,6 km gracias a la inversión de más de 200.000 euros realizada por la dirección general de Turismo del Gobierno de Aragón, la Diputación de Huesca y el Ayuntamiento de Alquézar. Las obras las ha realizado Prames.

Pueden parecer pocos 500 metros, pero como explica el gerente de Prames, Modesto Pascau, "en montaña la distancia no se mide en metros sino en tiempo y en desnivel". Y esta ruta al completo tiene una duración de entre hora y media y dos horas y un desnivel inferior a los 1.000 metros, lo que la convierten en un espacio paisajístico apto para la familia, desde niños de 10 años hasta adultos de 80. Eso sí, "recomendamos llevar casco porque pueden producirse desprendimientos de roca por las cabras, pájaros…", apuntó.

El nuevo tramo, que parte desde el antiguo molino hidroeléctrico, da mayor altura al recorrido que se ha prolongado a través de caminos, pasarelas y puentes metálicos. La media de altitud de estos 500 metros es de aproximadamente 20 m sobre el río Vero. Para salvar la orografía se ha colocado junto a las paredes del cañón dos pasarelas de 20 y 200 m y un puente colgante de 15. A ellos se une una plataforma de 15 m2 que sirve como privilegiado mirador al cañón del Vero coronado por la colegiata.

Se abre el 5 de mayo

Desde esta superficie y tras haber completado todo el recorrido, el alcalde, Mariano Altemir, el consejero del Gobierno de Aragón José Luis Soro y el presidente de la DPH, Miguel Gracia, acompañados por el presidente de las Cortes de Aragón, Antonio Cosculluela y por varios diputados provinciales, responsables de la Federación Aragonesa de Montaña y agentes sociales de la comarca del Somontano, inauguraron el nuevo trayecto. No obstante, el público no lo podrá recorrer hasta el próximo jueves, ya que falta una certificación del Inaga (Instituto Aragonés de Gestión Ambiental), según informaron.

El recorrido está perfectamente señalizado y cuenta con 10 postes indicativos, 12 flechas de senderos turísticos, otras cinco de caminos naturales, además de dos paneles informativos sobre las características y condiciones de la ruta (servicios, accesos, consejos, recomendaciones…).

La ruta se ha integrado dentro de los senderos turísticos de Aragón y, de esta forma, se suma a estos recorridos como variante del GR 1, entre Alquézar y Asque. El GR 1 es uno de los históricos senderos de España, nace en Cataluña y concluye en Asturias.

La aportación más significativa ha sido la de la Diputación de Huesca: casi 110.000 euros entre los años 2015 y 2016. Por parte del Gobierno de Aragón, el departamento de Vertebración del Territorio ha aportado a través de un convenio con la FAM un total de 75.000 euros y el resto, casi 20.000, han sido financiados por el Ayuntamiento de Alquézar.

Implicación de los vecinos

El presidente de la DPH destacó el impulso que le dio a este proyecto la institución provincial en época de Marcelino Iglesias y cómo gracias a "la implicación de los vecinos y empresarios las pasarelas se han convertido en un aliciente para Alquézar, el Somontano y Aragón y permiten que la gente se pueda quedar en el territorio". El alcalde agradeció el apoyo que la Diputación de Huesca y después el Gobierno de Aragón dieron al "sueño de desarrollar el municipio y la sierra de Guara turísticamente, dado su potencial, como demuestran los miles de visitantes".

Soro, que calificó el trayecto como "impresionante", valoró el hecho de que esta actuación "pone al alcance del gran público un espacio que era inaccesible y convierte a Alquézar en una referencia y ejemplo del turismo de calidad y sostenible en España".

Las pasarelas de Alquézar se crearon en 1998 sobre un camino prácticamente inutilizado. Hoy en este entorno, "junto a la cueva Picamartillo en la orilla del Vero, se casa la gente", como recordaba un orgulloso alcalde.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión