Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

¿Charangas homófobas?

El colectivo LGTB de la comarca pidió al ayuntamiento oscense que tratara de limitar cánticos como 'maricón el que no bote'.

Foto de archivo de un encuentro de charangas en Barbastro
Foto de archivo de un encuentro de charangas en Barbastro
Ayuntamiento de Barbastro

Binéfar incluirá en los contratos que firme con charangas externas con motivo de fiestas patronales y otras celebraciones un anexo en el que se recomendará que no se interpreten canciones que puedan resultar homófobas, racistas o discriminatorias.

La decisión ha sido tomada después de que el colectivo LGTB de la comarca de La Litera solicitara al Ayuntamiento que pusiera fin a cánticos como 'maricón el que no bote' por su carácter discriminatorio y por el mal ejemplo que da a los más jóvenes.

“Entre adultos escuchar canciones de este tipo puede considerarse algo inocente o menor, si bien son hirientes y no tendrían que interpretarse porque legitiman una discriminación. Pero el verdadero problema está cuando tenemos en cuenta que son espectáculos que se realizan también delante de menores, que pueden entenderlo como algo natural cuando en realidad se hace apología de una actitud humillante y que no aporta nada bueno a nadie”, señala Savi López, representante del colectivo de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales de la comarca, el primero en constituirse en la provincia oscense.

Ante sus peticiones, y tras reunirse con ellos, el equipo de Gobierno binefarense (PSOE y Cambiar Binéfar) ha decidido que incluirá en sus próximas contrataciones de cara a las fiestas de septiembre, una recomendación en los contratos en las que se recuerde que están prohibidos este tipo de cánticos. “Es algo de sentido común que como es lógico vamos a incluir”, explica el concejal de cultura del Ayuntamiento, Juan Carlos García.

El colectivo LGTB de La Litera explica que con las charangas locales nunca ha habido ningún tipo de problema, pero que es bueno “prevenir este tipo de actitudes con los grupos que se contraten de forma externa y concienciar a la ciudadanía. En parte también por sentar precedente y poner en negro sobre blanco que estas actitudes son perjudiciales”, explica López.

Desde este colectivo recuerdan también que el año pasado en Aragón solo se registraron 4 delitos de odio por increpar o agredir a homosexuales o personas transgenero, “pero que esto es solo la punta de iceberg ya que hay otros muchos casos que no se denuncian”. Sin ir más lejos, hace solo unas semanas un joven transexual de Monzón presentó una denuncia ante los juzgados tras sufrir un ataque homófobo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión