Despliega el menú
Huesca

Fraga exhibe su esencia aragonesa en la Faldeta

La fiesta, el domingo, estrena este año la declaración de Interés Turístico Nacional.

Los novios, con la comitiva, en el Día de la Faldeta del año pasado
Los novios, con la comitiva, en el Día de la Faldeta del año pasado
P. Puértolas

La asociación Peña Fragatina decidió en 1977 rendir homenaje a las 120 dones de faldetes de la ciudad, las abuelas que seguían luciendo el traje tradicional. Hoy, las yayas ya no portan las largas prendas enlutadas (en 2007 falleció la última), pero Fraga sigue celebrando el Día de la Faldeta en torno a la fecha del patrón de Aragón. Este año será el domingo, 24 de abril, y por primera vez bajo la declaración de Fiesta de Interés Turístico Nacional.

No habrá dones de faldetes, pero sí cientos de mujeres ataviadas con la vestimenta tradicional, con las siete faldas superpuestas, y los peinados de rosca o picaporte, que han convertido el atuendo fragatino en uno de los más singulares del ropero aragonés.

La jornada se ha convertido en una exaltación de la cultura de la Comunidad, de su vestimenta y de sus costumbres. El hilo conductor es la celebración de una boda tradicional. Detrás de los novios (este año, Leire Simón y Javier Visa) irá una extensa comitiva con más de 1.000 personas vestidas con el traje regional.

El Ayuntamiento de Fraga ha presentado el programa de actos en Huesca, y también lo promocionará en Lérida. Es la primera vez que sale fuera porque la fiesta va a más, animada por el reconocimiento nacional.

El programa arrancó el 15 de abril, pero el día grande será el domingo. Por la mañana, en nueve rincones de la ciudad se representan otras tantas estampas típicas relacionadas con oficios tradicionales, como la recogida y el secado de los famosos higos de Fraga, un horno de pan o un retratista. A las 10.30, se viste a los novios y posteriormente la comitiva desfila hasta la iglesia de San Pedro para celebrar una misa baturra. El cortejo nupcial se podrá ver más cómodamente gracias a las gradas instaladas este año por el Ayuntamiento. Ya por la tarde, se revive el homenaje a las dones de faldetes, con las actuaciones del bailarín Miguel Ángel Berna y de la rondalla de Peña Fragatina.

El alcalde, Miguel Luis Lapeña, y la concejal de Cultura, Marta Cabrera, hicieron hincapié en que se trabaja para innovar y para que la ciudad luzca sus mejores galas. Prueba de la gran participación son los 500 voluntarios. Ahora se está creando una fundación para seguir impulsando esta fiesta que es ejemplo de la exaltación de la cultura aragonesa en un territorio de frontera.

Etiquetas
Comentarios