Despliega el menú
Huesca

Sigue cortada la A-23 en el Monrepós por un desprendimiento que atrapó a dos coches

Poco antes de las 21.00 un desprendimiento cortaba los dos carriles de la A-23 en dirección a Francia, poco antes del túnel de Arguís.

Desprendimiento en la A-23 en el Monrepós
Desprendimiento en la A-23 en el Monrepós
Heraldo

La autovía A-23 continúa cerrada a la altura de la localidad de Nueno a causa del desprendimiento de rocas y tierra que se produjo la noche de este domingo.

Poco antes de las 21.00 se ha producido un importante desprendimiento en la A-23, a la altura del kilómetro 377, en el puerto del Monrepós en dirección Francia, cerca del túnel de Arguís, a la altura de Nueno.

La caída de rocas ha afectado a dos vehículos y uno de los ocupantes ha resultado herido leve.

Sin embargo, en un principio, tras el suceso, se habían cortado los dos carriles en sentido Francia, y unos kilómetros antes se había desviado la circulación por la A-132 en dirección Huesca, por Ayerbe.

Al lugar del desprendimiento se han desplazado agentes de la Guardia Civil de Tráfico, que, tras prestar ayuda a los ocupantes de los vehículos afectados, han acordonado rápidamente el tramo en previsión de nuevas avalanchas.

Al parecer el desprendimiento es considerable. Los trabajos de limpieza de la autovía no comenzarán hasta que los técnicos hagan una evaluación de los riesgos derivados de la retirada del material desprendido.

El tramo de autovía que va desde Nueno a Arguis ya fue objeto años atrás de correcciones debido a la movilidad detectada en algunos puntos de la ladera.

Etiquetas
Comentarios