Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Patrimonio protege la antigua harinera de Sariñena para evitar su venta por piezas

Una sociedad monegrina compró el edificio en una subasta por 35.000 € y puso anuncios del mobiliario en internet.

Aspecto exterior de la harinera Monegros, que está situada en el barrio de la Estación de Sariñena.
Aspecto exterior de la harinera Monegros, que está situada en el barrio de la Estación de Sariñena.
P.P

El Gobierno de Aragón ha iniciado el proceso de catalogación como bien patrimonial de una antigua harinera de Sariñena, que cesó su actividad en el año 2012 y que fue adquirida hace tres meses en subasta pública por una sociedad con sede en la comarca de Los Monegros. El edificio, junto a su mobiliario, fue comprado por 35.000 euros. Este trámite equivale a la protección inmediata de la construcción, incluyendo su maquinaria, de gran valor, lo que impide la división del conjunto.

De ello, ha sido informada la nueva sociedad propietaria, que compró el edificio en diciembre de 2015, así como un portal de Internet, en el que varios de sus elementos fueron puestos a la venta. Según fuentes de la sociedad propietaria, esta última acción, que incumple las medidas de protección del inmueble, fue llevada a cabo por algunos de sus integrantes y únicamente, tenía el objeto de "conocer el valor del mobiliario". "En ningún momento, teníamos la intención de vender el inmueble por piezas", reiteraron. Tras recibir la notificación de la DGA, la entrada, que incluía varios molinos antiguos con un precio de salida de 450 euros, ha sido retirada del portal.

Para los propietarios, ha sido una "sorpresa" conocer el valor histórico y cultural del edificio y por ello, barajan varias opciones, entre ellas, están dispuestos a vender por el precio de compra o en su caso, junto a los inversores adecuados, darle un uso que respete y potencie su valor. Así, entre otras opciones, hablan de proyectos vinculados a la elaboración de harina ecológica o cerveza artesanal así como de crear un espacio museístico con servicio de restauración y alojamiento.

Tras conocer el resultado de la subasta y detectar el anuncio de venta del mobiliario, la voz de alarma fue dada por la Asociación para la Defensa del Patrimonio Aragonés (Apudepa), que advirtió del valor del edificio y que solicitó su catalogación a la DGA. Precisamente, la incoación del expediente fue firmada el pasado 29 de febrero por el director general de Patrimonio, Ignacio Escuín, y desde ese momento, el inmueble, junto a su mobiliario, quedó protegido. Desde Apudepa, han mostrado su "satisfacción" por el inicio de este proceso así como por el trabajo de los técnicos de Patrimonio, que han realizado un detallado inventario.

De hecho, el expediente enumera un total de 48 elementos, a los que se unen otros complementarios, entre ellos, paneles de herramientas, carretillas de madera o tejidos de repuestos así como el archivo de la empresa, que, de acuerdo al informe de la DGA, resulta "de interés patrimonial desde el punto de vista industrial y económico". Dentro del primer grupo, destacan siete molinos de harina de la marca Hermanos Buhler, de madera y hierro fundido, que tienen 100 años de antigüedad y que constituían el principal reclamo del anuncio de venta colocado en internet. También aparecen una balanza para el pesado de sacos, un molino de doble cilindro para sémola o una empacadora de harina. En la mayoría de los casos, atendiendo a su antigüedad, se describe el fabricante e incluso el número de serie del aparato.

Por su tipología y calidad arquitectónica, Apudepa asegura que la harinera de Sariñena, que es obra del arquitecto Amado Pueyo Mesple, "es una de las mejores edificaciones en su orden a nivel provincial, por lo que debe ser estudiada a fondo a fin de evaluar su interés para la historia del arte y en especial, para la historia del patrimonio industrial aragonés". El edificio, que está situado en el Barrio de la Estación de Sariñena, fue construido en el año 1949 y tiene una superficie de 800 metros cuadrados. En total, está formado por dos volúmenes de diferentes alturas. En el primero, de tres plantas y sótano, está incluida la maquinaria de transformación y en el segundo, de dos plantas, están los espacios destinados al ensacado y almacenamiento del producto así como la zona de despachos y archivo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión