Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Recogen firmas contra la reapertura al tráfico de una calle peatonal del centro

Las calles Zaragoza y Alcoraz fueron peatonalizadas hace poco más de dos años.

Calle Alcoraz de Huesca, imagen de archivo.
Calle Alcoraz de Huesca, imagen de archivo.
Javier Sánchez

El grupo de Ciudadanos ha destapado la caja de los truenos en el Ayuntamiento de Huesca. Su propuesta para reabrir al tráfico las calles Zaragoza y Alcoraz y la plaza de Navarra, peatonalizadas hace poco más de dos años, ha vuelto a poner sobre la mesa el Plan de Movilidad activado por el PP durante el anterior mandato municipal. Los vecinos de la zona están dispuestos a hablar para aportar soluciones a problemas concreto, pero ya han manifestó su “radical” oposición a que “vuelvan” los coches a estas vías. Han constituido una plataforma y han recogido ya más de 300 firmas contra la reapertura de estas vías a la circulación.

El gobierno municipal (PSOE-Cambiar-Aragón Sí Puede) respalda la moción de la formación naranja para que la Ponencia de Movilidad, donde están representados diversos colectivos ciudadanos además de los grupos municipales, debata sobre esta reversión, que los socialistas esgrimieron durante la campaña electoral y que C’s también llevaba en su programa. Los populares se han abstenido a la hora de votar la propuesta porque no pueden oponerse a que la medida se debata en el foro de la peatonalización, pero han anunciado que se pronunciarán en contra.

Ciudadanos plantea que este conjunto de calles, en el centro de Huesca, se reabra al tráfico hasta que pueden acometerse las obras de reurbanización, como en el Coso. Según este grupo municipal, más de 20.000 vehículos acceden al mes por la calle Zaragoza, de los cuales, 18.000 buscan su salida por la calle Alcoraz. Estos dato, según C’s, suponen una importante sobrecarga de circulación en diferentes vías también próximas al centro y afecta a “comerciantes, hosteleros, peatones y visitantes”. Además, argumentan que al no existir una plataforma única como en otras calles peatonales, se crean “dudas, incertidumbres y malentendidos” entre peatones y conductores, ya que por la zona los que están autorizados como vecinos, usuarios de aparcamientos y carga y descarga.

El tripartido se muestra a favor de la revisión del Plan de Movilidad, “que ha restringido el tráfico en 102 calles del centro de Huesca reurbanizando solo 20”, y el PP recuerda que peatonalizar es ganar espacio para el peatón, no al revés. Por su parte, los vecinos manifiestan que la situación actual “es positiva y favorable”. “Peatonalizar es restringir el tráfico, no anularlo ni decir ancha es Castilla y que pase todo el mundo”, apunta José Martín-Retortillo. “Reducir el paso de vehículos ha supuesto tener más seguridad, limpieza, silencio y una vida más agradable”, añade.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión