Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Una aplicación informática ayudará a prevenir las inundaciones en Huesca

El Ayuntamiento encargará un estudio que determine el estado actual y el funcionamiento del alcantarillado, así como un plan para acometer mejoras en la red.

Zonas de máxima prioridad en la red de saneamiento.
Zonas de máxima prioridad en la red de saneamiento.
Heraldo

Será una radiografía del subsuelo para conocer cómo funciona la red de saneamiento de Huesca cuando hay episodios de lluvias torrenciales, como los ocurridas en tres ocasiones durante el pasado verano y que provocaron graves inundaciones en diferentes puntos de la ciudad. El ayuntamiento ha sacado a concurso por 127.00 euros un contrato para modelizar o recrear el comportamiento real de colectores, alcantarillas y aliviaderos y acometer las mejoras necesarias.

La empresa adjudicataria tendrá nueve meses para recopilar todos los datos del sistema público de saneamiento. "Se trata de disponer de una referencia completa, algo que hasta ahora no existe en el Ayuntamiento de Huesca", indicó la concejal de Servicios Generales, María Rodrigo. El modelo informático permitirá simular el funcionamiento de la red para detectar deficiencias y proponer soluciones. "Queremos saber cómo se comporta el agua en cada momento y realizar las actuaciones precisas allí donde sea realmente necesario", apostilló.

En los últimos años y con el mismo fin se han acometido actuaciones parciales o aisladas que no han resultado eficaces, ya que se producen los mismos problemas. Según recoge el pliego de condiciones del concurso, la complejidad de las redes de saneamiento y los numerosos factores que inciden en ellas hacen necesario contar con una modelización que, mediante un algoritmo matemático, pueda reflejar el comportamiento del sistema con diferentes tipologías de lluvias.

La consultora adjudicataria deberá revisar y completar la información que hay sobre la red, actualizando y ampliando los datos para obtener un diagnóstico realista de la situación. También deberá hacer inventario de las infraestructuras y buscar los datos históricos de las precipitaciones ocurridas en la zona. Además, tendrá que tomar datos de unos 3.000 pozos de registro y de otros 6.000 puntos que aún no se han concretado. El modelo reproducirá todo el recorrido que sigue el agua, desde que llueve y discurre por la superficie hasta su entrada en los colectores y su circulación por ellos. A partir de esa radiografía, se hará un catálogo de soluciones y se establecerá la prioridad de las obras.

Se estima que el coste de las actuaciones podrían rondar entre 6 y 8 millones de euros. Mientras, el Ayuntamiento de Huesca está trabajando en varios proyectos para intervenir en los puntos más complicados en caso de lluvia. A finales de este mes se licitarán las obras de la calle Sena, "donde se recibe toda el agua que baja mal encauzada desde arriba", explicó Rodrigo. Se construirá un aliviadero hacia el río Isuela.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión