Huesca

Un incendio en un local de jóvenes del centro de Jaca obliga a desalojar a más de 40 vecinos

El fuego comenzó a las 7.00 y se propagó con rapidez por la fachada. No se produjeron daños personales y se investigan las causas del suceso.

Las llamas alcanzaron grandes proporciones y se extendieron con rapidez por la fachada.
Las llamas alcanzaron grandes proporciones y se extendieron con rapidez por la fachada.
Heraldo

El fuego arrasó ayer por la mañana un local de ocio particular situado en el centro de Jaca y obligó a desalojar durante dos horas parte del edificio en cuya planta baja está situado. Este espacio era utilizado por un grupo de jóvenes, aunque en el momento del suceso estaba vacío. Afortunadamente no se produjeron daños personales, pero las llamas deterioraron parte de la fachada del bloque de viviendas denominado Anayet, en el número 5 de la calle Valle de Astún, cerca de la plaza de Biscós.

El incendio se produjo sobre las 7.00. Efectivos de la Policía Local que se encontraban patrullando por la zona escucharon un fuerte ruido y al acercarse al lugar se toparon con el fuego que comenzaba a propagarse por la fachada del inmueble. Inmediatamente dieron aviso a los bomberos y procedieron a la evacuación de todos los vecinos, entre 40 y 50 personas, llamando piso por piso.

Minutos después, cuando los bomberos llegaron al lugar, el incendio había alcanzado proporciones considerables. Las llamas habían roto los cristales y salían por las ventanas y la fachada, de madera, ardía cada vez más rápido. Por fortuna, el fuego no penetró en el interior de ningún otro espacio.

No obstante, sí provocó daños en un piso y en locales colindantes porque las llamas deshicieron conductos de ventilación, desagües y cableado. En concreto, resultaron afectados una vivienda del mismo edificio, un local, un bar, una tienda de mensajería y un supermercado.

El inmueble donde está el local siniestrado tiene 5 plantas y fueron evacuados todos los vecinos de una escalera, excepto dos personas mayores que no salieron y fueron atendidas por los servicios sanitarios, que les administraron oxígeno por precaución. Ninguno sufrió daños.

El fuego calcinó muy rápido el local, de unos 20 metros cuadrados, quemando todo el mobiliario que había dentro. Al ser la fachada del edificio de madera, las llamas se extendieron con rapidez y alcanzaron grandes proporciones. De momento, se desconocen las causas del incendio.

El servicio de Bomberos realizará el correspondiente informe y será la Policía Científica la que investigue el origen del incendio, después de inspeccionar el lugar y de escuchar el testimonio de los jóvenes que utilizan ese local como lugar de ocio y entretenimiento. Los peritos de las compañías de seguros llevarán a cabo sus propias investigaciones.

Zona precintada

La zona del suceso permanece precintada aunque los vecinos pueden acceder sin problemas al edificio. En las labores de extinción, que finalizaron hacia las 9.00, intervinieron efectivos de la Policía Local, del 061, voluntarios de Protección civil de la Comarca de la Jacetania y cuatro efectivos del servicio de Bomberos con una bomba urbana de 5.000 litros de agua y un vehículo de apoyo.

Actualmente no existe normativa que regule estos locales de uso juvenil, lo que conlleva que no existan ni datos ni estadísticas oficiales. El alcalde de Jaca, Juan Manuel Ramón dijo en relación a este asunto que "se va a comenzar a estudiar normativas de otros lugares, a recopilar información, a preguntar a jóvenes y padres y, con eso, se valorará hacer una normativa municipal". "Lo más importante –añadió– es la seguridad de los jóvenes".

Etiquetas
Comentarios