Despliega el menú
Huesca

Se aprueba el proyecto de la variante de Jaca, pero al menos pasará un año hasta que haya obras

Este tramo de 8 km unirá la autovía A-23 con la A-21 hacia Pamplona y se ha presupuestado en 114,6 millones de euros. La construcción de esta calzada evitará los atascos de tráfico en el centro en días de esquí o de inicio y fin de vacaciones.

Variante de Jaca (A-23-A-21)
Variante de Jaca (A-23-A-21)
Heraldo

El Ministerio de Fomento ha aprobado el proyecto de construcción de la variante de Jaca, que evitará el paso por el centro urbano y enlazará a su vez la autovía Mudéjar A-23 (Huesca-Jaca) con la del Pirineo A-21 (Jaca-Pamplona). Este tramo de 8,05 kilómetros, que bordea la ciudad por el norte, tiene un presupuesto estimado de 114,6 millones de euros. Desde el ministerio informan de que podría licitarse en primavera, adjudicarse pasado el verano e iniciarse las obras en el último cuatrimestre de 2016. No obstante, todavía tiene que formarse el gobierno central.

Los Presupuestos Generales del Estado del próximo año contemplan una partida de un millón de euros, suficiente para avanzar en los trámites administrativos citados, ya que para la licitación basta con que haya una partida abierta. La clave para saber qué marcha llevará esta obra serán las cuentas de 2017, cuando se detallará la dotación plurianual. Por el momento, en los PGE de este año la proyección para 2017 es de 10 millones de euros, 20 millones en 2018 y otros tantos al año siguiente. En cuatro años, no se construiría ni la mitad de estos ocho kilómetros. A este ritmo, tardaría unos diez. Pero además, estas cifras no son vinculantes.

Las obras comenzarán al final del tramo Sabiñánigo-Jaca (A-23) y finalizarán al inicio del Jaca Oeste-Santa Cilia (A-21), que se encuentra en obras. De hecho, de sirve unión de estas vías en el cruce del tronco sobre el río Aragón, pasado el desvío a Jaca Norte. Este trazado incluye la ejecución de tres enlaces –Jaca Este, Jaca Norte y Jaca Oeste–, tres viaductos, seis pasos superiores y siete pasos inferiores, entre los que destacan tres emblemáticos sobre el Camino de Santiago.

Desde el Ministerio de Fomento señalan que este proyecto ya se aprobó en el año 2008, pero no llegó a licitarse. Por ello, ahora se ha revisado para adaptarlo a la normativa que ha surgido desde entonces, como la reciente Ley de Carreteras. Con todo, aseguran que se trata del mismo trazado y que no ha habido variaciones sustanciales. Ahora, se publicará en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Su construcción permitirá avanzar en el itinerario de la A-21 entre Jaca y Pamplona. No obstante, mientras Navarra ya acabó hace unos años de construir su parte, en Aragón, de los nueve tramos en los que se dividen los 57,5 kilómetros de trazado, cuatro se encuentran en servicio y solo dos en ejecución.

El alcalde de Jaca, Juan Manuel Ramón, considera que es un proyecto técnicamente difícil por las zonas que atraviesa. Afirma que, para Jaca, "será muy importante el día en que esté acabado porque unirá ese tramo ya en servicio desde Sabiñánigo con el que esperemos que pronto esté finalizado entre Jaca y Santa Cilia, y después el de Santa Cilia-Puente la Reina". Para el primer edil, hay que tener en cuenta dos cuestiones importantes. La primera, que se evitará mucho tráfico por el centro Jaca tanto de los que vienen de Navarra y País Vasco al valle de Tena y valle del Aragón, que ya no tendrían que pasar por dentro, como de los que circulan en sentido contrario. Esto evitaría muchos atascos, "sobre todo pensando en esos momentos de viajes de ida y vuelta de las estaciones de esquí, puentes festivos y fines de semana".

Por otro lado, señala, "es muy importante porque si algún día están acabadas las dos autovías, la A-21 y la A-23, Jaca será ese centro entre el Mediterráneo y el Cantábrico, esa línea de unión por autovías. Si a eso le añadimos que estamos en un buen momento de impulso de la reapertura del Canfranc, nos ubicaríamos en el centro justo de ese eje norte-sur del ferrocarril y el eje este-oeste de las autovías". No obstante, el alcalde incide en que se avanza demasiado despacio en ambos casos.

Juan Manuel Ramón espera que las inversiones en las autovías sean mayores de lo que han sido hasta ahora, porque hace falta. En cuanto a la variante en concreto, "lo que hemos visto es que se ha aprobado el proyecto, después habrá que licitarlo y ver por cuánto".

Etiquetas
Comentarios