Despliega el menú
Huesca

​Destapan en Huesca una presunta estafa de 150.000€ al plan Pive

La trama implica a personal de concesionarios y chatarrerías de la provincia. Se ha investigado a 22 personas y a 13 empresas.

Unos 148 vehículos podrían haber sido utilizados por los concesionarios para clientes que no podían acogerse al Plan Pive.
Unos 148 vehículos podrían haber sido utilizados por los concesionarios para clientes que no podían acogerse al Plan Pive.
HA

La Guardia Civil de Tráfico de Huesca ha destapado una trama que implica a personal de concesionarios y chatarrerías de la provincia en una presunta estafa de 150.000 euros al plan Pive-6con vehículos que iban a ser dados de baja.

Según ha informado el instituto armado, esta actuación es fruto de la 'Operación Osca-Repive', en la que se ha investigado a 22 personas como supuestos autores de delitos de falsedad documental y estafa, así como a trece empresas.

La pesquisas se iniciaron en enero de 2014 a raíz de la denuncia interpuesta en Monzón por una persona que entregó su viejo vehículo en un concesionario para acogerse a la subvención del plan Pive y constató que había sido vendido sin su consentimiento.

Según el denunciante, habían transferido a su nombre un vehículo siniestrado, falsificando tanto su firma como la del supuesto vendedor en el contrato de compraventa y en la supuesta autorización dada a la gestoría para los trámites.

La investigación se ha centrado en la venta de 649 vehículos, de los que 148 podrían haber sido utilizados por los concesionarios para clientes que no podían aportar uno propio a fin de beneficiarse del plan Pive.

Para realizar este presunto fraude, los concesionarios contactaban con un centro autorizado de tratamiento de vehículos de la provincia, desde donde se facilitaba la documentación de vehículos que iban a ser dados de baja.

Los agentes de la Guardia Civil han determinado que la trama pudo perjudicar a 113 personas, víctimas de una presunta falsedad documental al haberse utilizado sus datos personales y falsificado sus firmas para perpetrar el fraude.

Durante la operación, de registraron las instalaciones de las empresas presuntamente implicadas se incautó abundante documentación que apunta a un presunto fraude de más de 150.000 euros.

Las personas investigadas son todas de nacionalidad española y residentes en la provincia de Huesca, y se encuentra a la espera de ser requeridos por el juzgado para responder de las imputaciones hechas.

Etiquetas
Comentarios