Despliega el menú
Huesca

La Guardia Civil y la FAM aconsejan evitar la alta montaña por el hielo tras los 4 fallecidos

Los expertos aseguran que las actuales condiciones de la nieve la hacen "muy peligrosa". En una semana se ha registrado el mismo número de muertos que en toda la temporada invernal anterior.

El teniente Darío Álvarez de la Cal, jefe de los grupos de montaña de la Guardia Civil –a la derecha de la fotografía, junto al cabo Pedro Pinilla–, portando el equipamiento imprescindible.
El teniente Darío Álvarez de la Cal, jefe de los grupos de montaña de la Guardia Civil –a la derecha de la fotografía, junto al cabo Pedro Pinilla–, portando el equipamiento imprescindible.
Rafael Gobantes

"La montaña ahora mismo está muy peligrosa. Cualquier resbalón puede resultar fatal". Lo advierten la Guardia Civil y la Federación Aragonesa de Montañismo (FAM), tras los cinco accidentes ocurridos desde el 5 de diciembre en el Pirineo, con el resultado de cuatro fallecidos y un herido muy grave. La última víctima mortal es un aragonés de 45 años, José Manuel Lahoz Paricio, natural de Ariño (Teruel) pero residente en Zaragoza.

Los cinco sucesos responden a un patrón similar: un resbalón, 100 o 150 metros de caída por una ladera de fuerte inclinación y nieve muy dura pero escasa que no cubre las rocas, de forma que el impacto contra las piedras provoca lesiones gravísimas. Ni siquiera los salvó el hecho de que los accidentados tuvieran experiencia, fueran equipados con crampones y algunos también con piolets, aunque solo el último llevaba casco. Y es que las altas temperaturas diurnas provocan la fusión de la nieve, que por la noche se trasforma en placas de hielo al estar bajo cero. Esto convierte las fuertes pendientes en trampas mortales.

El jefe de los grupos de rescate en montaña, el teniente Darío Álvarez de la Cal, tiene claro que con las actuales condiciones "mejor no salir a la montaña porque es hielo puro" y además no hay nieve para cubrir las rocas. Y si se hace, siempre con el material adecuado para el invierno y con preparación física y técnica. El hecho de que cuatro de los cinco accidentes hayan sido en la misma zona, entre Ansó y Hecho, es pura casualidad, afirmó ayer, porque "se podría haber producido en las zonas altas del valle de Ordesa o en el Posets-Maladeta".

Los propios especialistas se muestran sorprendidos por la concentración de tantos siniestros en tan corto periodo de tiempo. Es cierto que en agosto se disparó el número de víctimas por las lluvias (nueve de los 20 fallecidos este año en la provincia), pero en toda la temporada invernal 2014-2015, de noviembre a abril, se contabilizaron cuatro accidentes mortales. "Ya llevamos los mismos y acaba de empezar la temporada. Por eso hay que hacer un llamamiento a la prudencia e intentar que sean los últimos", advirtió Álvarez de la Cal.

El presidente de la Federación Aragonés de Montañismo, Luis Masgrau, hizo la misma recomendación y coincidió en el diagnóstico: "la montaña está peligrosísima, a los hechos me remito". Añadió que ahora mismo, practicar una actividad por encima de los 2.000 metros de altitud y en zonas con una fuerte inclinación es solo apto para gente experimentada pero que además adopte medidas especiales de seguridad, como ir encordada y siempre con casco. "El manto nivoso está absolutamente helado y cualquier resbalón puede implicar la muerte. La única forma de subir o bajar es encordados, como en montañas de envergadura técnica. De lo contrario, el que cae no puede parar con el piolet y rueda metros y metros, con el agravante de que sin nieve choca contra cualquier resalte rocoso y acaba con politraumatismos", dijo Masgrau.

El responsable de la Federación suma a los fallecidos en el Pirineo aragonés, otro en Gavarnie (Francia), en similares circunstancias. "Cinco muertos en ocho días es muchísimo, y en el mismo tipo de accidente, lo que evidencia la peligrosidad que existe en estos momentos", declaró. En estas fechas y en estos picos lo habitual sería practicar el esquí, pero con lo poco que ha nevado se está optando por las travesías a pie. "Ya habrá oportunidad para ir en otro momento a la montaña", aconseja el presidente de la FAM.

Etiquetas
Comentarios