Despliega el menú
Huesca

Los compañeros apoyan a los policías que han perdido su plaza por una sentencia del TSJA

El alcalde de Huesca ha anulado el nombramiento de los 4 agentes. Es la tercera vez en poco tiempo que la justicia corrige la gestión de oposiciones municipales.

Compañeros  y familiares se sumaron a la concentración silenciosa ante el Ayuntamiento.
Compañeros y familiares se sumaron a la concentración silenciosa ante el Ayuntamiento.
javier broto

Decenas de personas se concentraron ayer por la mañana para mostrar su respaldo a los cuatro policías locales de Huesca que han perdido su plaza por un error administrativo y en cumplimiento de una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA). No es la primera vez que el Ayuntamiento recibe fallos judiciales en contra por la mala gestión de oposiciones municipales. Hace cuatro años, 21 auxiliares administrativos estuvieron a punto de perder su trabajo por un defecto de la convocatoria. En 2007, el juez declaró nula la realizada para cubrir cinco plazas de bombero.

Compañeros, amigos y familias apoyaron a los policías locales ante las puertas del Ayuntamiento en una protesta silenciosa la misma mañana en la que el alcalde, Luis Felipe, presentó en el Juzgado de lo Contencioso el decreto que anula el nombramiento como funcionarios de estos agentes tras diez años de servicio. Los afectados van a recurrirlo y confían en que el juez tenga en cuenta sus argumentos, porque "nosotros no hemos hecho nada".

Uno de los agentes habló en nombre de los cuatro para decir que "cabía la posibilidad de que esto ocurriera y ahora solo nos queda confiar en la justicia". "También queremos agradecer la presencia de quienes están aquí con nosotros y de quienes nos han apoyado de otras formas", añadió. Entre los asistentes a la concentración había policías locales, bomberos, personal de brigadas y de oficinas y trabajadores del Ayuntamiento jubilados.

Todos coincidían en que se trata de una situación dramática porque "son los únicos que van a pagar unas consecuencias graves por un error que ellos no cometieron". "Son unos policías ejemplares que ahora se van a quedar sin nada, sin derecho a paro y con la vida partida", apostillaron. La junta de personal y el comité de empresa aseguran que de este error "solo es responsable el Ayuntamiento de Huesca".

"En manos del juez"

Los cuatro policías locales evitaron pronunciarse sobre sus esperanzas de conseguir una resolución satisfactoria e insistieron en que ahora todo está "en manos del juez". Tampoco quisieron valorar si en estos dos últimos meses, desde que el Ayuntamiento recibió el requerimiento del TSJA para cumplir la sentencia, se podía haber hecho algo más para evitar llegar a la anulación de su nombramiento.

Si el juez admite el recurso de los agentes, estos podrían continuar en su puesto. En caso contrario, el 5 de diciembre, día en el que cumple el plazo dado por el TSJA para la ejecución de la sentencia, perderían su condición de funcionarios y quedarían en la calle. Esa es la fecha en la que el decreto será efectivo. "Entonces habría que empezar a pelear en otro lado", comentó el portavoz de los afectados.

Al mismo tiempo, la abogada de los policías ha presentado en el juzgado una solicitud de inejecución de sentencia. Antes de resolver, el juez recibirá alegaciones del Ayuntamiento de Huesca sobre esta petición y puede que también de las dos personas que presentaron el recurso contra la convocatoria de la oposición, dos aspirantes a las mismas.

Las pruebas se realizaron en 2005. Aunque en principio eran para dos plazas, después se ampliaron a ocho. Los dos recurrentes (uno suspendido y otro aprobado pero sin plaza) impugnaron el proceso porque se propuso el nombramiento como funcionarios de las seis personas que serían policías gracias a ese incremento antes de que la ampliación de la plantilla se publicara en el Boletín de la Provincia.

El Juzgado de lo Contencioso ordenó anular las plazas de más (quedaron cuatro porque dos agentes renunciaron) y en 2008 el Ayuntamiento subsanó el defecto del proceso de forma que los agentes continuaron. Pero ahora, el TSJA entiende que aquella orden no se ejecutó. Los órganos sindicales repetirán la protesta el próximo viernes, 4 de diciembre, la víspera de la fecha final para el cumplimiento de la sentencia.

Etiquetas
Comentarios