Despliega el menú
Huesca

Candanchú y Astún abrirán sus pistas el 3 de diciembre

Solo Formigal-Panticosa adelanta a mañana el estreno de la temporada en el Pirineo.

Así amaneció ayer en la zona de Anayet de la estación de esquí de Formigal.
Así amaneció ayer en la zona de Anayet de la estación de esquí de Formigal.
aramón

Hasta un metro de nieve cayó ayer en el Pirineo, pero se quedó en cotas altas. Por ello, las estaciones de esquí de Candanchú y Astún, a pesar de que a partir de 1.700 metros tienen buenos espesores, prefieren esperar y anunciaron la apertura para el 3 de diciembre. Solo Aramón Formigal-Panticosa, con la puesta en servicio de los valles de Portalet y Anayet y espesores de 30 centímetros, adelanta a mañana el estreno de la temporada en el Pirineo. En Teruel, la estación de Javalambre ofrecerá 4 kilómetros mientras que Valdelinares conseguirá abrir 7,5.

Aramón pone en marcha sus instalaciones este fin de semana con precios de preapertura. De este modo, el forfait de Formigal-Panticosa costará 29 euros y el de las estaciones de Nieve de Teruel 21 euros. Además, las bajas temperaturas junto con las nevadas de las últimas noches contribuyen a que cañones y máquinas pisapistas sigan trabajando intensamente también en Aramón-Cerler para abrir sus instalaciones el 4 de diciembre. Con todo, Formigal-Panticosa se mantendrá abierta ya de forma ininterrumpida, mientras que las estaciones de Teruel cerrarán después del fin de semana para reabrir el puente de la Constitución.

Los tres centros invernales de Aramón ponen a disposición de sus esquiadores las áreas de restauración, el servicio de jardín de nieve y los servicios de alquiler de las zonas abiertas, además de la nueva boutique de Sextas. Además, Formigal-Panticosa también abre el local de Marchica. En todas las estaciones se trabaja "intensamente" con el horizonte puesto en el puente de la Constitución, según explicó Aramón.

Con el mismo objetivo trabajan las estaciones de Astún y Candanchú, que ayer recibieron en sus bases (situadas a unos 1.500 metros de altitud) mucha agua en lugar de nieve. No obstante, en zonas de Candanchú como la Tuca ya se ha formado un gran manto blanco. Con todo, estos dos centros del valle del Aragón están a la espera de lo que suceda en los próximos días porque su objetivo es abrir en las mejores condiciones posibles, según explicó ayer el director de Candanchú, Pere Gómez.

La de ayer fue "una buena nevada", tal y como la definió el delegado de la Agencia Estatal de Meteorología en Aragón, Rafael Requena. No obstante, el entrada de viento hizo que la cota oscilara y la ventisca también generó diferencias en los grosores acumulados en unos puntos u otros. No obstante, aún se espera la entrada de dos frentes antes de la llegada de un anticiclón que desde el domingo podría durar hasta el martes.

Por otro lado, a la espera de las nuevas nevadas que se anuncian en próximos días, los Llanos del Hospital ofrece una superficie esquiable de 11 kilómetros cubiertos por una nieve polvo húmeda para dar la bienvenida mañana a una temporada que ha despertado mucha expectación entre los aficionados. Estos 11 kilómetros esquiables se reparten entre el Plan del Hospital, donde se ha habilitado un circuito de 1,5 kilómetros de cuerda, con espesores de entre 30 y 40 cm; el Plan de Están, con 8,5 km y entre 40 y 80 cm; y el Plan de Besurta, en donde se ha balizado un kilómetro.

Etiquetas
Comentarios