Despliega el menú
Huesca

La Guardia Civil recuerda la importancia de llevar el material necesario cuando se va a la montaña

El recordatorio se produce después de que este fin de semana la Guardia Civil tuviera que rescatar a a dos jóvenes que quedaron enriscados en el Pirineo oscense.

La Guardia Civil ha recordado la importancia de informarse y de portar el material necesario cuando se va a la montaña, especialmente en invierno, tras una de las últimas intervenciones realizadas este fin de semana para auxiliar a dos jóvenes que quedaron enriscados en el Pirineo oscense, y que precisó de nueve horas de rescate y concluyó con un agente con congelaciones en dos dedos.

La pareja, de 27 y 25 años y procedentes de Zaragoza y Francia, salió el sábado a primera hora con la intención de alcanzar el Refugio de Góriz, en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

Pasadas las horas, el tiempo cambió y llegó la nieve y el viento, situación que les sorprendió al no haber consultado la previsión meteorológica. Decidieron entonces darse la vuelta y al llegar a las Clavijas de Carriata, en Torla, un pudieron seguir bajando y se vieron obligados a pedir ayuda.

El fuerte viento impedía volar al helicóptero de forma que dos agentes de la Guardia Civil tuvieron que llegar hasta ellos caminando, de noche, con 30 centímetros de nieve y temperaturas bajo cero. Al localizar a la pareja, sufría leve hipotermia ya que únicamente llevaban como abrigo un poncho y una chaqueta. Tampoco portaban el material necesario.

El brigada del Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (GREIM) de Boltaña, Miguel Domínguez, ha manifestado que "ellos eran conscientes del riesgo que estaban corriendo en ese momento y una vez en el coche, cuando acabó el rescate, se les hizo ver que el material que llevaban era totalmente insuficiente, máxime cuando desde hace dos días tanto en radio, prensa y televisión se estaba anunciando un importante cambio en el tiempo climatológico y tormentas de nieve".

La Guardia Civil ha vuelto a insistir, una vez más, en la importancia de informarse del tiempo, la ruta que se va a realizar y llevar siempre ropa de abrigo y todo el material necesario para cualquier situación imprevista que pueda surgir.

Martínez ha reiterado las bajas temperaturas que la montaña registra en invierno y el riesgo que eso supone, si no se hace caso, para la salud de los montañeros. Ropa térmica, gorro, guantes, calzado impermeable, crampones, raquetas y piolet son elementos que deben estar en la mochila todos los meses de invierno.

Etiquetas
Comentarios