Despliega el menú
Huesca

El frente frío se recrudece a partir de hoy tras dejar la primera gran nevada en el Pirineo

El temporal llegó acompañado de rachas de 90 kilómetros/hora y un descenso de temperaturas. Las mínimas caerán por debajo de -10 grados en Benasque o Canfranc.

La nieve llegó acompañada de una fuerte ventisca en el puerto del Portalet, a casi 1.800 metros de altitud.
La nieve llegó acompañada de una fuerte ventisca en el puerto del Portalet, a casi 1.800 metros de altitud.
Javier Broto

Nieve, viento y temperaturas bajo cero. El primer frente frío de la temporada entró ayer en Aragón y lo hizo para quedarse, al menos hasta el martes. A lo largo de la jornada los termómetros cayeron más de 10 grados, la cota de nieve descendió progresivamente desde los 2.600 metros a 700 en el Pirineo y se registraron rachas de hasta 90 kilómetros por hora.

Las estaciones recibieron la primera nevada importante del invierno, con más de 10 centímetros de espesor, aunque con fuerte viento. Esta precipitación no garantiza todavía la apertura, pero "ha caído en todas las cotas y si el viento lo permite, aprovecharemos el frío para poner en marcha los cañones", señaló el director de Cerler, Gabriel Mur. "Las instalaciones ya han arrancado y el ambiente es invernal", añadió.

La previsión es abrir para el puente de la Constitución, pero algún centro no descarta adelantar el inicio si el tiempo sigue así y se puede fabricar nieve artificial. El director general del grupo Aramón, Antonio Gericó, se mostró confiado, en declaraciones a la Efe, en que las previsiones se cumplan y se puedan tener las pistas en condiciones en el menor plazo de tiempo posible, antes del puente. "Estamos totalmente preparados en todas las estaciones del grupo, con los cañones de innovación a punto para completar la nieve que venga y con el objetivo, si las condiciones son generosas y favorables, de abrir en el primer momento en que podamos", señaló.

En otros puntos del Pirineo el temporal dejó espesores que llegaron incluso a los 30 centímetros, como en los Llanos del Hospital, en Benasque. Las quitanieves salieron a la carretera y no hubo grandes dificultades para circular, salvo de Formigal a la frontera, donde a primera hora del día se obligaba a usar cadenas. Por la noche, esta restricción afectaba al acceso al balneario de Panticosa y a la carretera de Cerler. En el alto del Portalet (1.794 m), la visibilidad era escasa debido a la ventisca.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) mantiene la alerta amarilla para hoy por riesgo de nevadas, viento y frío. La cota de nieve se ha situado en 600 metros en el norte y 800 en el sur de la Comunidad. Los termómetros seguirán cayendo y habrá heladas generalizadas, que serán fuertes en los Pirineos. Pero el descenso será todavía más acusado a partir de mañana. Es posible, según indica la Aemet, que en algunas zonas no se suba de cero grados, con mínimas por debajo de -100 en Canfranc o Benasque. Las temperaturas oscilarán en esta localidad entre -40 y -170.

Los principales incidentes se produjeron por el viento. En el Alto Aragón, las rachas más fuertes se dieron en Fraga (96,8 km/h) y Huesca (90 km/h), y en algunos puntos de Teruel se superaron los 100 km/h. En el caso de la capital oscense, los bomberos tuvieron que salir porque se soltaron unas placas cerámicas de un tejado cerca de la plaza de San Lorenzo, que impactaron contra un coche; y también debieron reforzar algunos elementos en el Coso Bajo. Además, cayó un árbol en la entrada del Hospital Provincial. Los bomberos de Fraga también intervinieron para retirar una rama que cayó encima de un vehículo.

Etiquetas
Comentarios