Despliega el menú
Huesca

Visto bueno a tres convenios urbanísticos para edificar viviendas en Textil Bretón

El Ayuntamiento de Huesca obtendrá 700 metros cuadrados para equipamientos.

Habrá viviendas en el solar de Textil Bretón, pero no podrán empezar a construirse, como pronto, hasta dentro de tres años. Es el tiempo mínimo que habrá que esperar para iniciar el desarrollo de este terreno de algo más de 6.092 metros cuadrados en el casco urbano de Huesca y vacío desde hace más de 30 años. La comisión municipal de Urbanismo dio ayer el visto bueno a la aprobación definitiva de tres convenios de esta área, que el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de 2003 destinaba a equipamientos y que una sentencia del Tribunal Supremo de finales de 2013 tipificó como suelo urbano consolidado, es decir, listo para edificar a no ser que el Ayuntamiento lo expropiase a sus dueños.

Esta opción no llegó a plantearse y hace meses que los responsables municipales iniciaron las negociaciones con los propietarios para llegar a acuerdos sobre el futuro del solar, enquistado entre grandes bloques de pisos y la zona industrial de Martínez de Velasco. Se utiliza como aparcamiento y hace años que los vecinos lo reivindican como emplazamiento para una biblioteca o un centro de mayores.

La urbanización de Textil Bretón está vinculada a los terrenos situados al otro lado de la antigua vía del tren, por lo que es necesario firmar convenios con todas las partes implicadas, que son cuatro. Ya están aprobados los que corresponden a los promotores con terreno en el solar, los empresarios del polígono cercano y el propietario del suelo donde se instala el mercadillo martes y sábados, también pasando la vía. Queda por negociar con el Gobierno de Aragón, titular del recinto deportivo San Jorge.

La concejal de Urbanismo, María Rodrigo, señaló que en breve se reunirán con la DGA para determinar el convenio. De momento, lo que está claro es que, de acuerdo con las normas de edificación de la zona, se construirán bloques de pisos con planta baja más cinco alturas. El Ayuntamiento se hará cargo de los derribos (una caseta) y la urbanización y recibirá 700 metros cuadros en la planta calle para destinarlos a equipamiento.

Aún no se ha decidido la función que tendrá ese local o locales. Una vez firmado el acuerdo con la DGA empezará a contar el reloj y habrá que llevar a cabo la modificación del PGOU necesaria para cumplir la sentencia. Para que el convenio tenga efecto, las viviendas del solar de Textil Bretón deben estar construidas en 2021.

Etiquetas
Comentarios