Despliega el menú
Huesca

Trillo apoyará una zona de regadío como compensación por el embalse

El presidente de Riegos del Alto Aragón mantuvo una reunión con el alcalde y representantes agrarios de Almudévar.

César Trillo (izquierda) saluda al alcalde de Almudévar en la sede de Riegos en Huesca.
César Trillo (izquierda) saluda al alcalde de Almudévar en la sede de Riegos en Huesca. rafael gobantes
rafael gobantes

Riegos del Alto Aragón y el Ayuntamiento de Almudévar acercaron ayer posturas, tras el desencuentro por la suspensión de la primera reunión. La Comunidad General, que aprovechará los caudales almacenados en el futuro embalse, se ha comprometido a apoyar las reivindicaciones municipales en el plan de restitución. La principal es la creación de una zona regable en compensación por las afecciones de la obra, que inunda 1.000 hectáreas (más de 500 fincas).

La superficie de la nueva mancha verde está por concretar. Hay 1.300 hectáreas bastante definidas y el resto dependerá de la cota considerada viable. Además está la reserva de 50 hectómetros cúbicos comprometida en la regulación del Gállego con los futuros riegos de la Hoya de Huesca, donde entraría Almudévar.

Las dos partes coincidieron en el ambiente de cordialidad de la reunión. Además del presidente de Riegos, César Trillo, y del alcalde, Antonio Labarta, asistieron representantes de los sindicatos agrarios y de la comunidad de regantes de Almudévar. Según recordó Trillo, el plan de restitución lo aprobará la Confederación Hidrográfica del Ebro y lo financiará el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente.

"Nosotros no somos quienes tomamos las decisiones, pero les ayudaremos a conseguir lo que razonablemente pidan", declaró Trillo, destacando que Almudévar es el municipio más afectado "y debe recibir una compensación". "Habrá que hacerlo de la mejor forma posible para que nadie se considere perjudicado o que no sea escuchado", añadió. Por su parte, el alcalde se mostró satisfecho por el "compromiso" de Riegos del Alto Aragón para apoyar la mancha verde, aunque reconoció que "habrá que seguir trabajando para concretarlo", contando también con el Gobierno de Aragón. "No hay un número de hectáreas cerradas. Vamos a calcular una cota viable y los técnicos valorarán si son 1.500 o 1.800 hectáreas", señaló.

Trillo se reunirá el viernes con el alcalde de Huesca, Luis Felipe, cerrando así la ronda de entrevistas con las poblaciones afectadas. El Ayuntamiento ha presentado alegaciones porque la obra implica la ocupación temporal de tierras municipales, servidumbres de paso y la expropiación de dos caminos. Pide la reposición de las vías perjudicadas por los trabajos, pasos alternativos y que se dé continuidad a los trazados para garantizar la comunicación interior de la red pública.

Etiquetas
Comentarios