Despliega el menú
Huesca

El albergue municipal de Huesca registró 6.539 estancias en 2014

La mayoría de sus usuarios fueron hombres y españoles.

El albergue municipal de Huesca está en la ronda de Montearagón.
El albergue municipal de Huesca está en la ronda de Montearagón.
Rafael Gobantes

El albergue municipal de Huesca mantiene sus usos. A lo largo del año pasado, registró un total de 6.539 estancias de las cuales 5.934 fueron en el propio refugio y 605, en pensión. Aunque en los últimos años se ha observado un descenso del número de estancias (en 2011 hubo 7.378), este ha ido paralelo a un incremento de personas que viven en la calle y solo hacen uso esporádico de este servicio, según indicó el concejal de Servicios Sociales, Íñigo Aramendi. En 2013, las estancias fueron 6.743 y el balance de 2015 podría arrojar una cifra similar.

El albergue proporciona alojamiento temporal a personas sin hogar y se gestiona a través de un contrato de prestación de servicios con la Fundación Disminuidos Físicos de Aragón. Los usuarios pueden utilizar el albergue cuatro días cada tres meses, aunque de forma excepcional se prorrogan estancias y en temporada de invierno se concretan pernoctas en pensión para personas que duermen en la calle.

Cuenta con 24 camas en 8 habitaciones, que pueden ampliarse a 16 camas más en época de invierno. Y cada día registra una media de 18 estancias. En total, durante 2014, se ha albergado a 1.142 personas distintas, mayoritariamente hombres (94%) y españoles (59,54% españoles, frente al 40,45% extranjeros). En el último año se aprecia un incremento de la edad de usuarios, entre 40 y 60 años, frente a las 40-50 de años anteriores.

En cuanto al comedor social -un servicio dirigido a personas con escasos recursos económicos (alojados en el albergue o residentes en Huesca) en el que se ofrecen desayuno, comida y cena-, cuenta con 40 plazas y durante el 2014 se han dispensado 27.614 servicios (5.783 desayunos, 10.561 comidas, 9.956 cenas y 1.314 bocadillos). La media diaria se sitúa en 76 servicios. las cifras son algo inferiores al año anterior, pero según Aramendi, esto no significa que la situación haya mejorado para las familias usuarias, “ya que las personas con pocos recursos se desplazan a otras ciudades en busca de trabajo”. Este servicio ha salido ahora a licitación al finalizar el contrato con la empresa adjudicataria tras cuatro años. Ahora, el comercio social se contratará por un año, ya que para 2017 está previsto realizar algunos cambios si lo permite la disponibilidad presupuestaria. Sale a concurso por 102.000 euros y se primarán las condiciones técnicas.

Etiquetas
Comentarios