Huesca
Suscríbete

Detenido cerca de la frontera con 377 paquetes de droga ocultos en el coche

El arrestado, de nacionalidad polaca, llevaba documentación falsa y fue interceptado en un control policial.

Un ciudadano polaco, al que la Policía Nacional interceptó en un control fronterizo, había logrado ocultar en el suelo de su vehículo hasta 377 paquetes de hachís, con un peso total de 97 kilogramos. El coche estaba perfectamente adaptado para ocultar un importante alijo de estupefacientes.

Los agentes lo interceptaron a finales del mes pasado en la carretera N-330, a la altura de Jaca, cuando se dirigía a Francia. Sospecharon de él porque utilizó documentación falsa cuando paró en el control. Tanto la carta de identidad que exhibió como el carné de conducir habían sido manipulados. Según informó el Cuerpo Nacional de Policía, la perfección en las técnicas de falsificación de estos documentos hizo sospechar a los agentes que el entonces detenido trataba de ocultar alguna otra actividad de carácter ilícito.

El hombre arrestado fue conducido hasta la comisaría de Jaca, lo mismo que el vehículo, y allí, más detenidamente, se inspeccionó, descubriendo una plancha metálica bajo la moqueta del suelo. Al ser arrancada, dejó al descubierto cuatro huecos practicados en los bajos del chasis del automóvil que albergaban 377 paquetes de hachís, arrojando un peso total de 97 kilogramos.

La Policía Nacional considera que el vehículo intervenido constituía "un verdadero correo del narcotráfico", ya que "había sido modificado de tal forma que todos los bajos del chasis se habían convertido en cuatro compartimentos de gran capacidad que quedaban perfectamente camuflados bajo las moquetas, alfombrillas y asientos".

El detenido resultó ser un ciudadano polaco con residencia fuera de España. La Policía Científica pudo dar con su verdadera identidad y averiguar que tenía antecedentes en Alemania por robo. Los hechos cometidos en España le han valido una acusación de falsedad documental, además del delito contra la salud pública. También se le imputa otro contra la seguridad del tráfico, ya que no puede aportar ningún documento que demuestre que tenía permiso de conducir en vigor.

Fue puesto a disposición del juzgado de instrucción número dos de Jaca, que decretó su ingreso en prisión sin fianza. La intervención policial la realizaron agentes del Grupo Operativo de la Comisaría de Jaca y de la Unidad de Extranjería y Documentación de Canfranc.

Hace solo cinco meses fue interceptado otro alijo que tenía como destino Francia, con cinco detenidos y un cargamento de 55 kilos de hachís. Ocurrió en la autovía A-23, a la altura del término municipal de Nueno. Los sospechosos, tres residentes en Francia de origen magrebí, un marroquí y un español, habían iniciado el viaje unas horas antes en la localidad de Barcelona, desde donde era transportada la droga. La sustancia había viajado previamente por mar desde Málaga a través de un ferry con destino al puerto de Barcelona. Y días antes, se detuvo en Canfranc a dos jóvenes que acababan de cruzar la frontera con 1.130 gramos de heroína ocultos en el coche.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión