Despliega el menú
Huesca

La Patronal oscense cree de "vital importancia" la TCP para el futuro de Aragón

Lo consideran un soporte para la futura creación de empleo.

La Confederación Empresarial Oscense (CEOS) considera la Travesía Central del Pirineo (TCP) un eje ferroviario de "vital importancia" para el transporte y las relaciones internacionales de Aragón y España, así como un "soporte" para la futura creación de empleo.

Esta toma de posición ha sido acordada durante una reunión de la junta directiva de la CEOS en la que se ha criticado, además, la "escasa" consignación prevista en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2016 tanto para el Canfranc y la TCP como para las autovías pendientes de finalización en la provincia oscense.

Los empresarios consideran "imprescindible" la inclusión de la TCP en la Red Básica Europea de Transporte y expresan su voluntad de realizar "cuantas gestiones estén en su mano" para evidenciar la apuesta de los empresarios altoaragoneses por este proyecto de infraestructura.

Recuerdan, además, que la patronal oscense tiene dos representantes empresariales en la Fundación Transpirenaica con la misión de viajar por Europa y África para "captar voluntades" y apoyos para la ejecución de la TCP.

La organización empresarial oscense asegura, por otra parte, que este eje de comunicación es "perfectamente compatible" con la reapertura del ferrocarril del Canfranc, una vía que, según afirman, es considerada como un eje regional, y con el proyecto ferroviario Sagunto-Teruel-Zaragoza.

En relación a las infraestructuras viarias de la provincia de Huesca, los empresarios lamentan la "escasa" consignación presupuestaria prevista en los PGE de 2016, y denuncian que las inversiones previstas para los tramos de autovía pendientes "se están retrasando sin explicación".

La patronal oscense valora, sin embargo, la consignación de 12 millones de euros para la realización del embalse de Biscarrués y de la balsa de Almudévar.

Por otra parte, la CEOS considera de "obligado reconocimiento" la inclusión de la provincia altoaragonesa entre los territorios despoblados del norte de Europa, los denominados NSPA (Áreas Escasamente Pobladas).

En relación a este punto añaden que el gobierno aragonés debería promover, al igual de lo realizado en Teruel, la creación de una zona ITI (Inversión Integral Integrada) como instrumento destinado captar fondos para hacer frente a la despoblación en la provincia oscense.

Etiquetas
Comentarios