Huesca
Suscríbete

CSI·F denuncia las reiteradas inundaciones que sufren en las dependencias del 112

La residencia Sagrada Familia también sufrió inundaciones con grandes desperfectos.

Polígono Sepes.
Una tormenta de lluvia y granizo colapsa Huesca

CSI·F denuncia las reiteradas inundaciones que padecen tanto las dependencias en Huesca de la Emisora de Coordinación de Incendios Forestales y de Emergencias del 112 como la planta baja de la residencia Sagrada Familia, en la que se encuentran ubicadas la cocina, el almacén y los vestuarios del personal masculino. En ambos casos, las inundaciones provocadas por la tormenta de este martes hicieron que el nivel máximo de las aguas alcanzase los 50 centímetros de altura.

Como consecuencia, el 112 sufrió corte en el suministro eléctrico que impidió la comunicación a través de la emisora con todos los medios del operativo de incendios en la provincia; así mismo se bloquearon todos los sistemas informáticos de comunicación, quedando el operativo prácticamente fuera de servicio en un día de alerta máxima por incendios forestales. Durante este tiempo se produjeron, al menos, tres avisos de fuegos provocados por rayos.

La tormenta también afectó gravemente a la residencia Sagrada Familia. Por los sumideros salían aguas fecales, como cada vez que se da un fenómeno de estas características, lo que puso en grave riesgo la salud de los residentes, ya que los frigoríficos no están sellados y pueden entrar las aguas residuales. Además, se echó a perder casi toda la mercancía del almacén, como también numerosos documentos, archivos y otros enseres en el 112.

Achicar el agua y poner orden, en la medida de lo posible, en ambos centros corrió a cargo de los trabajadores, una labor que se prolongó hasta las 11 de la noche en el 112. En Sagrada Familia, a la hora de la cena y con el elevador inutilizado, hubo de recurrirse a una cadena humana para que los residentes no quedaran sin cenar.Un viejo problema al que no se pone solución

Ante este tipo de situaciones, las dependencias del 112, desde el punto de vista de la prevención de riesgos laborales, no reúnen los requisitos necesarios para que los trabajadores realicen sus funciones en condiciones adecuadas, con el consiguiente riesgo para su integridad personal (electrocución, caídas por resbalar, etc). De hecho, en el año 2010 se realizó la evaluación del edificio, pero a fecha de hoy permanecen sin acometer gran parte de las reformas que se consideraban necesarias. Desde que se llevó a cabo esa evaluación, el 112 se ha inundado en 5 ocasiones, alcanzando una de ellas una altura de 80 centímetros.

En la residencia, si se superasen los 50 centímetros de este martes, el agua llegaría a los enchufes y aparecería un serio riesgo de cortocircuitos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión