Despliega el menú
Huesca

Huesca prioriza la rehabilitación de viviendas y la unión de Juan XIII con la calle Teruel

?Las nuevas formaciones apuestan por aclarar el tráfico y dar vida a los edificios vacíos.

Calle del Coso Alto peatonalizado.
Calle del Coso Alto peatonalizado.

La reurbanización de determinadas calles, la rehabilitación de viviendas, afrontar una nueva etapa de la peatonalización, mejorar movilidad y accesibilidad. Los partidos políticos recorren estos días Huesca en busca del voto, cada uno con su modelo de ciudad bajo el brazo.

“Vamos a seguir avanzando con proyectos de regeneración urbana, incluyendo el saneamiento integral de las redes de agua potable y suministros en todas las obras que se lleven a cabo”, señala, de este modo, la todavía alcaldesa de Huesca, Ana Alós (PP). Su programa de actuaciones pasa así por todos los barrios de la ciudad, con propuestas como la reurbanización de la zona de Fosal de Moros; la conexión del tráfico entre la avenida de Juan XXIII y la calle Teruel; la reurbanización de la antigua vía ferroviaria entre los barrios de La Encarnación y San José; la rehabilitación del Centro Cívico o las dos fases pendientes de peatonalización del Coso. Recuerda además la eficacia hasta la fecha de los fondos europeos a la hora de la financiación.

Unos fondos que, en opinión de Luis Felipe (PSOE), deberían de haberse dedicado, en parte, a la rehabilitación de viviendas. “La ordenanza técnica de edificios se ha aplicado este mandato y por primera vez en 30 años no ha habido subvenciones ni del Estado, ni de la DGA ni del Ayuntamiento para este fin”, señala. Se mejorarían así las condiciones de vida de muchos vecinos, en especial mayores, además de dar trabajo a empresas de Huesca. Apuesta además por el consenso con los vecinos antes de acometer acciones de reurbanización y regeneración. En cuanto a la zona peatonal, es el momento, “de corregir errores” con actuaciones como devolver el tráfico a las calles Alcoraz y Zaragoza o habilitar un microbús eléctrico.

Por otra parte, desde CHA, el candidato a la alcaldía David Félez lamenta que “grandes infraestructuras y equipamientos que necesita la ciudad” se hayan supeditado al desarrollo “de unidades privadas que el estallido de la burbuja ha impedido”. Hace referencia a casos como el de las antiguas harineras para la conexión entre Juan XXIII y la calle Teruel. Apuesta así por “pequeñas acciones de acupuntura urbana”. En el casco antiguo, asegura, calles como Desengaño o Sancho Abarca sufren un exceso de tráfico tras la peatonalización del centro, donde propone acciones como un microbús con acceso a la zona peatonal o que la zona azul sea gratuita durante una hora al día para facilitar las compras a los vecinos del extrarradio.

La rehabilitación de viviendas antiguas forma parte también de los planes del PAR para Huesca, en la candidatura capitaneada por Antonio Ruspira. Proponen así que las administraciones públicas puedan actuar como avalistas de las comunidades. Su programa recoge además un plan específico de tráfico y movilidad para los barrios exteriores a la zona peatonal. Otras de las actuaciones que observan son la promoción del alquiler con una bolsa de viviendas; un plan integral destinado a las personas con discapacidad; la construcción tanto de un albergue juvenil en un espacio en desuso; y la puesta en marcha de huertos de ocio y pisos tutelados o una residencia municipal para los mayores, entre otros proyectos.

La mejora de viviendas en el casco antiguo unida al fomento del empleo es también una de las prioridades de Cambiar Huesca, la formación liderada por Pilar Novales (de IU, y en la que también participan Equo, Puyalón de Cuchas y la plataforma ciudadana C+). Añaden además la necesidad de impulsar la llegada de nuevos vecinos a una zona “que no tiene por qué ser solo para el turismo”, en palabras de su número 5, Silvia Mellado. Siempre teniendo en cuenta la opinión ciudadana, plantean también “llenar los edificios públicos vacíos, pero no solo como espacios comerciales, sino con servicios”. Apuestan así “por una ciudad habitable”, que incluye, entre otras propuestas, el fomento del carril bici y un mercado agroecológico.

Nuevos partidos

“Impuestos progresivos en las licencias de obra y apertura”, es una de las medidas que propone, por otra parte, Huesca sí Puede, explica su número 2 en Huesca, Fernando Justes. Les preocupa además el gran número de edificios vacíos “tanto de propiedad municipal como de constructoras”, para los que tienen intención de buscar un uso social. Completan sus propuestas con la creación de un censo de viviendas vacías, “con el fin de puedan tener un uso real para la gente”. Ven necesaria además la gratuidad de la zona azul desde la mañana del sábado, con el fin de facilitar el acceso a los comercios del centro, además de mejorar el carril bici y crear, entre otros proyectos, una zona destinada al recreo de mascotas.

Por último, el alcaldable de Ciudadanos en Huesca, José Luis Cadena, llama la atención sobre “los verdaderos problemas de embotellamiento” de avenidas como Ramón y Cajal y Juan XXIII, de entre 7 y 10 minutos, un tiempo, asegura, excesivo para una ciudad como Huesca. La unión de esta última avenida con la calle Teruel serviría así, incide, para descongestionar el tráfico. En cuanto a la rehabilitación de edificios, sería necesario extenderla del casco antiguo al resto de barrios, “que también han envejecido”, facilitando a los propietarios el acceso a las ayudas que conceden para ello las administraciones. La mejora de la accesibilidad para personas con movilidad reducida se encuentra también entre las prioridades del partido naranja.

Etiquetas