Despliega el menú
Huesca

'Cosquillas' para fomentar el aprendizaje compartido

La asociación montisonense presenta en Huesca su nuevo proyecto editorial.

En las imágenes, Asun Sarrado durante la presentación.
'Cosquillas' para fomentar el aprendizaje compartido
Javier Sánchez

Fomentar el desarrollo íntegral de las niñas y niños en su tiempo libre. Ese es el objetivo de la asociación Cosquillas, creada en Monzón en 2000 y que ha presentado estos días en Huesca su último proyecto educativo, con el que pretenden crear una serie de recursos didácticos para el uso tanto en casa como en el aula.

‘El muñeco que hace reír’ realizó así una primera visita al Centro Cultural del Matadero, en forma de exposición de las ilustraciones de Anabel Juste. La tarde del viernes se presentaba además en la librería Anónima el álbum ilustrado del mismo título, que contiene además los textos del periodista montisonense Francisco José Porquet. Su idea es, señalan, trabajar con diferentes escritores e ilustradores con el fin de “hacer más interesante el proyecto”.

Como explica la responsable de la asociación, Asun Sarrado, su proyecto cuenta las andanzas de Cosquillas, “un muñeco de trapo que viene de un mundo de fantasía, el país de la plastilina, donde fue creado”. Siguiendo su historia, los pequeños “estimulan la imaginación y la creatividad a través de sus propios juguetes” lo que les permitirá desarrollar diferentes capacidades, asegura Sarrado, “que les ayudarán a lo largo de su vida”.

Se plantean así temas y situaciones, señala la portavoz de la asociación montisonense, que pueden ser válidas para cualquier edad “y que muchas veces podemos plantearnos también los adultos”.

Se trata así, explica la portavoz de la asociación, de evolucionar en el aprendizaje para que acompañe a la persona a lo largo de de las diferentes fases de su vida. “Nosotros también tenemos que echar mano de nuestra imaginación y creatividad para superar nuestras propias pruebas y circunstancias e ir madurando y desarrollándonos como personas”, añade Sarrado.

‘El muñeco que hace reír’ cuenta además con su propia banda sonora, que puede escucharse en un audiovisual y que interpreta el grupo Ensemble 21 del Conservatorio de Música de Monzón. La partitura es obra del compositor José Antonio Chic y pueden escucharse sus primeros diez minutos a través de la plataforma Youtube.

Una de las mejores formas de disfrutar de todo ello es así, comenta la responsable del proyecto, compartir su lectura y actividades entre un adulto y un niño, “que lo puedan vivir y descubrir juntos”. Una idea que se hace extensible también a los grupos de amigos.

“Los videojuegos tienen su función, pero hay aspectos como el tacto de un juego de madera, el sonido de las piezas al caer en la mesa, jugar una partida con un niño o los comentarios que surgen cuando están resolviendo un rompecabezas en grupo que también hay que compartirlos y vivirlos”, destaca Sarrado.

Junto con su faceta editorial, los integrantes de Cosquillas realizan además actividades en colegios, en las que desarrollan herramientas como los juegos de mesa, rompecabezas, dominós o juegos de memoria. Y es que los puzles son, de esta forma, como una metáfora “en la que cada uno debe encontrar su pieza y encajarla”.

Etiquetas