Huesca

Rescatados en buen estado los dos militares tras pernoctar en un vivac a 2.050 metros

El equipo de rescate de la Guardia Civil ha contactado con ellos sobre las 9.00 horas.

El equipo de rescate de la Guardia Civil ha conseguido contactar esta mañana, sobre las 9.00, con los dos militares que fueron sorprendidos el sábado por una ventisca en Astún y han pasado la noche en un vivac en la nieve a 2.050 metros de altura. Los dos se encuentran en buen estado de salud, según fuentes de la estación.

La búsqueda de los dos hombres (un militar de Jaca y un guardia civil de Bilbao, que estaban realizando una travesía por su cuenta) se ha reanudado este domingo a las 7.00 tras suspenderse el sábado por las condiciones meterológicas.

El equipo de rescate ha llegado hasta ellos sobre las 9.00 y ha descendido en una zona complicada por la gran cantidad de nieve acumulada y el riesgo de aludes.

Los dos militares han pasado la nieve en iglú que cavaron ellos mismos en la nieve para resguardarse y protegerse del frío.Alertaron a las 14.30

Los dos militares estaban haciendo una travesía el sábado entre Astún y Rioseta, en Candanchú. En la zona conocida como los Tubos, ya fuera del dominio esquiable, la gran cantidad de nieve obstaculizó su avance. Ellos mismos llamaron a la Guardia Civil a las 14.30 para que les guiara.

La nevada era intensa en ese momento y se veía agravada por fuertes rachas de viento que en algún momento llegaron a superar los 100 kilómetros por hora. Posteriormente, el 112 alertó a la Guardia Civil de Montaña y más tarde el operativo se extendió al personal de la estación de Astún. En el mismo participaron cinco agentes de los grupos de montaña y cinco trabajadores del centro invernal.

Durante todo el tiempo se estuvo en contacto telefónico con ellos. Los intentos por llegar a su posición se vieron dificultados por las condiciones meteorológicas, y aunque el acercamiento se realizó por dos rutas distintas, se quedaron a 400 metros de donde marcaba el GPS de los esquiadores. La visibilidad era casi nula en medio de una ventisca "infernal", comentaron desde la estación de esquí. Entre las cinco y las ocho de la tarde cayeron en Astún unos 25 centímetros de nieve y, según la Agencia Estatal de Meteorología, el riesgo de avalanchas era fuerte (4 sobre una escala de 5).

En vista de todo ello y considerando que los dos militares, un teniente y un sargento, habían podido encontrar refugio, a las 20.30 la Guardia Civil tomó la decisión de posponer el rescate hasta este domingo a las 7.00.

Etiquetas