Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

La DGA ingresará unos 100.000 euros con la subida de los comedores escolares de Huesca

La DGA ha obligado a subir el precio a 96. FAPAR presenta este jueves firmas contra esta "subida injustificada".

Imagen de archivo de un comedor escolar.
La DGA ingresará unos 100.000 euros con la subida de los comedores escolares de Huesca
Javier Blasco

La DGA puede ganar este curso unos 100.000 euros con la subida de los comedores escolares de Huesca, según estimaciones de la Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos de Aragón (FAPAR). El Departamento de Educación decidió a principio de este curso que todos los colegios públicos de la provincia de Huesca con autogestión y precios más bajos (y muchos de ellos con superávit) debían subir el precio a 96 euros, como pagan las familias en los colegios con empresas de cátering.

Esta subida obligatoria generó mucho malestar en los colegios y en las familias. Hay unos 20 centros afectados y unos 1.000 niños, según cálculos de FAPAR (el Gobierno de Aragón no ha dado datos oficiales de cuántos afectados hay por esta subida). Hasta ahora, estos centros funcionaban de manera independiente y con precios dispares. En algunos pagaban 75 euros al mes; en otros, 80, 85, 86, 88, 90... y en otros se pagaba por días sueltos.

Calculando una subida media de 10 euros al mes, el resultado es que la DGA ganará unos 10.000 euros más al mes y cerca de 100.000 a lo largo del curso escolar.

La subida se ha hecho efectiva desde el mes de octubre, aunque algún centro se ha negado de momento a aplicar el incremento a las familias. El Departamento de Educación les ha insistido en que en enero todos deberán pagar el recibo de 96 euros.

Poniendo el ejemplo concreto de un colegio de tamaño grande se puede ver el efecto que la subida va a tener en las familias y en las cuentas de la DGA. Este centro tiene 276 comensales fijos y el curso pasado pagaban 83 euros al mes. La subida de 13 euros supone un ingreso extra de 3.588 euros en un mes y cerca de 30.000 en todo el curso.Recogida de firmas

Las asociaciones de padres de Huesca han llevado a cabo una campaña de recogida de firmas contra la subida del precio del comedor en los colegios de gestión propia. Este jueves entregarán las firmas en la DGA y después se reunirán con el Justicia de Aragón.

"Estos centros presentan características diferentes que les han permitido hasta ahora tener precios inferiores y diferentes entre sí, ajustándose cada uno de ellos a sus propias necesidades. Esta subida no equipara centros, sino que genera desigualdades entre otras razones porque no todos disponen del mismo tiempo para el comedor (de dos a tres horas). Por ello apelamos a la presidenta del Gobierno para que inste al Departamento de Educación a reconsiderar esta decisión y no cargue sobre las economías de cientos de familias un coste innecesario en el precio del comedor, un servicio imprescindible para muchas de ellas", afirma Andrés Cadenas, presidente de FAPAR Huesca.

El Departamento de Educación explica que la subida se hace para igualar a estos colegios con los demás centros públicos aragoneses, donde se paga 96. Y con este dinero se pagará al personal de cocina, que hasta ahora, en algunos casos, pagaba la DGA.

"Estos comedores tenían superávit porque cobraban menos y porque el Gobierno de Aragón asumía unos gastos de personal que no le correspondían. Si después de la subida generan superávit, el dinero deberá destinarse a mejoras en el servicio de comedor. Para otros gastos hace falta una autorización expresa del servicio provincial", explican fuentes de Educación.

"En muchos colegios esta subida generará un superávit de miles de euros (como está ocurriendo en otros centros) a costa de hacer pagar más a las familias. No estamos dispuestas a que se derive este superávit a mantener los gastos de funcionamiento de los centros que son competencia exclusiva de la Administración ni a pagar personal que la DGA ha contratado porque tampoco nos corresponde", añaden desde FAPAR.

Etiquetas