Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

La CHE inicia los trabajos de ejecución del cuerpo de la presa para el recrecimiento de Yesa.

El presidente de la CHE asegura que "el arranque de los trabajos es un impulso definitivo".

​Embalses de la cuenca del Ebro, al 74,2 % de capacidad
La CHE inicia los trabajos de ejecución del cuerpo de la presa para el recrecimiento de Yesa.
Heraldo.es

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) ha iniciado esta semana los trabajos de ejecución del cuerpo de presa para el recrecimiento del embalse de Yesa (Navarra/Aragón), en el río Aragón. 

Por ello, el presidente del Organismo, Xavier de Pedro, ha realizado este miércoles una visita técnica a la zona, acompañado del presidente de la Comunidad General de Regantes de Bardenas, José María Vinué, principal usuaria de esta infraestructura. 

De Pedro ha destacado que el arranque de estos trabajos es "un impulso definitivo y una muestra del compromiso que existe con esta pieza de regulación, fundamental para importantes usos de la Cuenca". 

Entre esos usos, ha citado la garantía del abastecimiento de agua de calidad a Zaragoza y su entorno y el caudal ecológico del río Aragón; la laminación de avenidas del río Aragón, "ampliando el papel beneficioso que ya ejerce" el embalse actual durante las avenidas en el Eje del Ebro; cobertura de las concesiones existentes aguas abajo y de los abastecimientos de la zona, y la consolidación de la zona regable de Bardenas. 

Además, la aportación de excedentes, si los hay, darán apoyo a los riegos del Eje del Ebro y la cuenca del Gállego y a los futuros usos hidroeléctricos previstos, aunque no estén incluidos en este proyecto. 

Los Presupuestos Generales del Estado destinan para este próximo año 2015 una partida de 24,8 millones de euros para esta obra. Con todos estos usos, el presidente ha resaltado la clara rentabilidad de esta obra, cuyo presupuesto asciende a 259,2 millones de euros, por la generación de riqueza y la reducción de daños por avenidas gracias al efecto de laminación que producirá. 

Además, una parte importante de la inversión que se va a realizar en la zona se destina a las obras de restitución territorial, incluyendo las acciones de adecuación patrimonial y medioambiental que se recogen en el propio proyecto de recrecimiento de Yesa, según ha remarcado la CHE. En total, a esta restitución se destinan cerca de 100 millones de euros, de los que ya están ejecutados 28 millones.

Dos años y medio de obras

Se trata de una de las principales actuaciones recogidas en el Pacto del Agua de Aragón, avalada por el Gobierno Foral de Navarra y garantizada en el Plan Hidrológico de la Cuenca del Ebro. 

Está previsto que las obras que han arrancado esta semana se prolonguen dos años y medio y el plazo vigente de las obras completas del embalse es abril de 2018. 

En paralelo se trabajará en la construcción del dique de Sigüés, en la cola del río Esca, una de las obras que se incluyeron en la Modificación número 3 del recrecimiento de Yesa que evitó la inundación de este núcleo y también en el embalse de cola del río Aragón, medida de corrección medioambiental del propio recrecimiento, según ha apuntado la CHE.Datos técnicos

La presa es de materiales sueltos (grava con pantalla de hormigón, apoyada sobre la presa existente) con una altura sobre cimientos de 108 metros, una longitud de coronación de 430 metros y una anchura de la misma de 10,55 metros. 

Tendrá un volumen total de 3,3 millones de metros cúbicos. La superficie del embalse recrecido tras la Modificación número 3 es a su nivel máximo normal de 3.584 hectáreas, lo que supone una disminución de 824 hectáreas respecto al proyecto inicial. Los municipios afectados son los de Yesa (Navarra) y los aragoneses Sigüés, Artieda, Mianos, Undués de Lerda, Urriés, Los Pintanos y Salvatierra de Esca. 

Las actuaciones que se han realizado durante este año han sido preparatorias para la construcción de la presa, principalmente la ejecución del camino de acceso a la gravera y el montaje de la planta de procesado de áridos, además se han ejecutado las inyecciones de impermeabilización y la pantalla de drenaje dentro de la galería perimetral de la presa existente, y las excavaciones del cimiento de la presa, tanto las localizadas entre el Canal de Bardenas y el desagüe de fondo como las situadas entre el estribo derecho y el desagüe de fondo. 

Junto con otros múltiples trabajos, hay que destacar que respecto a la presa recrecida la Confederación Hidrográfica del Ebro ya concluyó la construcción del nuevo desagüe de fondo y la nueva toma del Canal de Bardenas. 

Por último, este año 2014 ha finalizado la obra de estabilización de la ladera derecha del embalse de Yesa, a la que se ha destinado 25 millones de euros y que han permitido garantizar la seguridad de la presa, al conseguir que la aceleración del movimiento detectado en enero de 2013 en la ladera donde se asienta el estribo derecho, se parara hasta hacerse imperceptible para los aparatos de control y medición. 

La Confederación Hidrográfica del Ebro ha remitido ya al MAGRAMA la Adenda a la Modificación nº3 del proyecto en la que se plantea la ampliación de la zona de seguridad del embalse recrecido, lo que conllevará la expropiación de las viviendas de las dos urbanizaciones ubicadas en la ladera derecha de Yesa (Lasaitasuna y Mirador de Yesa). Con ello, el documento está ya dispuesto para su salida a Información Pública.

Etiquetas