Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Un joven es condenado a tres años y medio de cárcel por intento de violación

La Audiencia de Huesca ha dictado que deberá pagar 8.000 euros por las lesiones físicas.

La Audiencia de Huesca ha condenado a 3 años y 6 meses de prisión a un joven como responsable del intento de violación sufrido por una mujer a la que asaltó en una calle de la localidad de Jaca para agredirla sexualmente.

La sentencia condena también al procesado, de 19 años, a pagar a la mujer casi 8.000 euros por las lesiones físicas y daños morales causados, y le prohíbe acercarse a menos de 200 metros de la víctima y a establecer contacto con ella durante un periodo de 8 años.

Los hechos denunciados ocurrieron sobre las 6.30 del 16 de diciembre de 2012, cuando la mujer se trasladaba desde su domicilio hasta un hotel de la capital jaquesa en el que trabajaba como empleada de recepción.

El acusado, C.Y.M.G., que se enfrentaba a una petición fiscal de 5 años por intento de violación y de 1 año y 6 meses por las lesiones causadas, le siguió por la calle y en un momento dado se abalanzó sobre ella y le obligó a desplazarse hasta un parque próximo al Paseo de la Constitución.

El tribunal considera probado que ante la resistencia de la mujer, el acusado le pidió que no gritara, le amenazó con "pegarle un tiro" si no obedecía sus órdenes y le dijo que "sólo quería darle placer".

La intervención de un testigo que pasaba por la zona puso en fuga al procesado y permitió su rápida detención, tras un intento frustrado de huida.

En su sentencia, el tribunal pone en cuestión que el acusado sólo recordara en sus declaraciones el alcohol que consumió previamente y no el momento de la agresión, y asegura que su intención "no era otra que satisfacer sus deseos lúbricos" y conseguir culminar la agresión sexual.

Reconoce que durante la agresión la mujer sufrió lesiones, pero descarta condenar al proceso por este delito ya que, según jurisprudencia del Tribunal Supremo que cita en la sentencia, éstas quedan incardinadas ya en el de intento de violación.

La Audiencia de Huesca rechaza aplicar una atenuante por consumo de alcohol a la hora de establecer la condena ya que aunque admite que pudo ingerir "grandes cantidades" el día de los hechos, la prueba practicada no permitió llegar a la conclusión de que tuviera mermadas sus facultades cognoscitivas.

Etiquetas