Despliega el menú
Huesca

El Plan de Movilidad llega a San Lorenzo

Los vecinos llaman la atención sobre el excesivo ruido que se produce en la zona de bares.

Plaza de Nuestra Señora de Salas
El Plan de Movilidad llega a San Lorenzo

Máquinas, vallas, obreros y materiales se encuentran ya en la plaza de Nuestra Señora de Salas de Huesca, en una nueva fase de las obras del Plan de Movilidad que está llevando a cabo el Ayuntamiento. Los vecinos tuvieron la oportunidad de conocer de primera mano el proyecto en la reunión convocada la tarde del lunes en el Centro Cultural del Matadero, en la que estuvieron presentes el concejal del área de Movilidad, Gerardo Oliván, junto a responsables de la empresa que lleva a cabo los trabajos.

Como se explicó durante este encuentro, que contó con cerca de una veintena de asistentes, las obras, que afectarán, igualmente, a la calle de San Lorenzo y sus vías de acceso, se van a renovar tanto las redes de saneamiento y abastecimiento de agua, como las eléctricas. También se renovará el pavimento, adecuándolo al Plan de Movilidad municipal y suprimiendo las aceras, manteniéndose a pesar de todo un diseño similar al de este tradicional enclave del casco histórico de la capital altoaragonesa. También habrá novedades, como la colocación en la plaza de cuatro tilos con un tronco de unos 35 centímetros de diámetro, además de contenedores soterrados.

De este modo, según se informó a los vecinos, se va a sustituir la antigua cloaca por una tubería de 80 centímetros de diámetro, lo que supone, informaron los responsables de las obras, "de un 25%" más sobre el tamaño inicial. Se va a doblar, asimismo, el número de sumideros, que pasarán de 5 a 10, en puntos, aseguraron, "no conflictivos". "También se contempla la necesidad de instalar en la calle de Cleriguech de un desagüe en la calle de Cleriguech con vistas a la instalación de aseos para las fiestas de San Lorenzo", señalaron los responsables del proyecto.

Se incorporará asimismo una boca de riego en cada extremo de la plaza y se instalarán contenedores soterrados. En cuanto a la red eléctrica, se suprimirá, asimismo, el poste que se encuentra en la confluencia de la calle Argensolas con San Lorenzo, quedando soterradas las líneas de baja y media tensión. Habrá asimismo una nueva red de telecomunicaciones, que incluirá las calles Jazmín y de la Merced. Permanecerá, por otra parte, la farola de tres brazos que se encuentra en el centro de la plaza de Nuestra Señora de Salas y que supone su seña de identidad. Los trabajos tendrán una duración de tres meses y están presupuestadas en más de 324.000 euros, la mayor parte con cargo a los fondos de la DGA y los fondos europeos de Cohesión y Urban.

Reivindicaciones vecinales

La charla propició asimismo el debate entre los vecinos, que aprovecharon la presencia del concejal de Movilidad, Gerardo Oliván, para plantear algunas de sus preocupaciones. La mayoría tuvieron que ver con las molestias derivadas de la zona de bares. "¿Han contado con la gente joven?", preguntó así uno de los asistentes, en relación a la seguridad del nuevo mobiliario urbano. "Entre el ruido hasta altas horas de la madrugada y el ruido del comienzo de las obras por las mañanas, ¿Cuándo podremos descansar?", se quejó otro de los asistentes. En la misma línea, otro de los vecinos llamó la atención sobre la presencia de determinados transeúntes que creaban "mal ambiente" en el banco circular que sirve de soporte a la mencionada farola de tres brazos de la plaza de Nuestra Señora de Salas.

El mal estado de las baldosas, así como de los baches que presenta la calle San Lorenzo fueron a su vez objeto de otro de los toques de atención al consistorio que surgieron entre los asistentes. También preocupa la presencia de los contenedores soterrados junto a un local de grandes dimensiones ahora sin actividad. "¿Se ha contado con los dueños a la hora de colocar allí los contenedores?", preguntó una de las asistentes. El dueño de uno de los establecimientos hosteleros de la calle de San Lorenzo denunció asimismo su imposibilidad para poder colocar una terraza de verano a causa del alto volumen de tráfico que soporta la zona.

Oliván, por su parte, aseguró, respecto a la presencia de los citados contenedores, que se habían barajado varios emplazamientos, habiéndose elegido el más adecuado tanto para la comodidad de los vecinos como para que los camiones efectúen las maniobras correspondientes en el momento de la recogida. Reconoció asimismo que parte de las reivindicaciones no estaban relacionadas con su área, por lo que animó a los presentes a que hicieran llegar sus quejas y propuestas en el Ayuntamiento oscense. Confió asimismo en que "la regeneración de la plaza suponga también una regeneración del ambiente" que se respira en la misma.-

Etiquetas