Despliega el menú
Huesca

Un San Jorge participativo

Las asociaciones juveniles destacan el "buen ambiente" vivido en el cerro a lo largo de la jornada.

Día de San Jorge en Huesca
Un San Jorge participativo

La capital oscense vivió el miércoles un animado Día de San Jorge, con buenas temperaturas, numerosa participación en los actos programados y en el que apenas se registraron incidentes. La atención estuvo puesta desde primera hora de la mañana en el cerro de San Jorge, lugar elegido por muchas familias y grupos de jóvenes para comer al aire libre. La ladera inferior, en las proximidades del complejo deportivo municipal que lleva el mismo nombre que el patrón aragonés, fue un año más, el espacio más frecuentado. Allí instalaron también sus carpas los colectivos YMCA y Embat, dentro del programa del Plan Municipal de Juventud, 'Alcohol, conoce tus límites', destinado a prevenir su consumo entre los más jóvenes.

Los chavales pudieron así disfrutar de una Zona Joven con talleres, actuaciones musicales, una gymkhana y el reparto de bocadillos, botellines de agua y chocolate, actividades que según sus organizadores contaron con un alto nivel de asistencia. "Los jóvenes han sido muy participativos, ha habido muy buen ambiente. Estamos contentos", señaló Erika Cabrero en representación de YMCA, quien destacó el alto número de inscripciones en la gymkhana, con más de 25 grupos. "Hemos notado también que había más gente joven que no venía al botellón, sino a participar directamente en las actividades, en plan sano", añadió Cabrero.

Como señaló, por otra parte, Íñigo Aramendi, de Embat, ha habido "mucha participación" en todas las actividades. "El ambiente ha sido muy bueno, no hemos detectado conflictos y el consumo de alcohol ha estado bastante controlado, aunque también ha habido alguno que se han pasado", afirmó Aramendi, quien hizo hincapié además en la buena coordinación entre los servicios de Protección Civil, sanitarios y las fuerzas de seguridad. Recordó además cómo en los últimos años la ermita de Salas se está convirtiendo también este día en lugar de reunión para los más jóvenes.

A lo largo del día, en el cerro, se sucedieron, entre otros actos, la clausura del festival infantil Menudo Teatro, un parque infantil de hinchables y la actuación de la Agrupación Folclórica Santa Cecilia. Por la mañana se celebró además la eucaristía en la ermita dedicada al santo, con la presencia de la alcaldesa de Huesca, Ana Alós. Una celebración en la que no faltó la nota reivindicativa, con la presencia de una representación de las familias que no han obtenido plaza escolar en el centro de su elección, para pedir la apertura de nuevas aulas en los colegios Pirineos y Pedro J. Rubio.

Día del Libro

A lo largo de toda la jornada los oscenses pudieron disfrutar además de los expositores instalados bajo los Porches de Galicia con motivo del Día del Libro. Un espacio que se ha quedado pequeño en algunos momentos de máxima afluencia de público tanto por la mañana como por la tarde, debido al comienzo de las obras de peatonalización en este tramo. A pesar de todo, las ventas fueron las esperadas. "La verdad es que el tránsito no está siendo tan fluido como si no estuvieran las vallas, pero es un día que la gente está esperando para comprar libros y se están animando igualmente", comentó Matilde Saz desde la librería Iris.

"Es un día de mucha afluencia de público, en el que la gente está viniendo con ganas de comprar y de ver libros", coincidió Jesús Buil, de la librería Másdelibros. Señaló asimismo, cómo a causa de las obras, "los visitantes no han contado con tanta libertad de movimientos como otros años, aunque tampoco ha influido demasiado". "Barajamos también la plaza de Navarra, pero ante el peligro de lluvia decidimos venir aquí", comenta Buil. Balance positivo también el realizado por José María Aniés, vicepresidente de la Asociación de Librerías de Huesca. "Estamos muy contentos, ha salido buen día y ha habido mucha afluencia de público desde el comienzo de la mañana", comentó. Lamentó, no obstante, la presencia de las obras del Plan de Movilidad, que achacó a "una falta de previsión importante".

Entre los más vendidos de este año, se encuentran las nuevas obras del aragonés Ignacio Martínez de Pisón ('La buena reputación') y Almudena Grandes ('Las tres bodas de Manolita') y un autor que estaba en boca de todos, el zaragozano José Luis Corral y su volumen 'La Corona de Aragón: manipulación, mito e historia'. También un 'best seller' gestado en al provincia, la novela 'Regreso a tu piel', de Luz Gabás. Las obras del recientemente fallecido Gabriel García Márquez y de la de flamante ganadora del Cervantes de este año, la mexicana Elena Poniatowska también estuvieron entre los más demandados.-

Etiquetas