Despliega el menú
Huesca

Un incendio obliga a desalojar ocho unifamiliares en Biescas

El fuego se inició probablemente en la chimenea de una casa y se propagó a otro de los adosados, aunque no hubo heridos.

Un espectacular incendió obligó a desalojar en la noche del sábado ocho viviendas unifamiliares de la calle de Cantarranas de Biescas. Por fortuna no hubo que lamentar heridos. El fuego quemó la cubierta de dos casas, una de las cuales estaba ocupada en el momento del suceso, mientras que la otra, donde se estaba realizando una reforma, estaba vacía. Las causas del incendio están siendo investigadas por la Guardia Civil, aunque los primeros indicios apuntan a que se podría haber originado en una chimenea.

El aviso a emergencias se produjo a las 22.45 del sábado y cuando llegaron los bomberos del Alto Gállego «había fuego generalizado en la cubierta de dos casas», explicó ayer Óscar Aguarta, jefe del servicio de Protección Civil. Por precaución, se desalojaron siete de las ocho viviendas más cercanas al incendio, las que comparten cubierta.

Los bomberos centraron sus trabajos en evitar que el fuego se propagara a las otras casas y en la extinción del mismo, y finalmente solo se vio perjudicado el tejado de dos viviendas y las habitaciones que se encontraban justo debajo. Según apuntó Aguarta, el fuego quedó controlado sobre la una de la madrugada, pero los trabajos de los bomberos se alargaron durante toda la noche y hasta la mañana de ayer, ya que a modo preventivo permaneció en las viviendas un retén.

Al parecer, el incendio se originó en una de las viviendas ocupadas, pasó a la unifamiliar que estaba en obras y afectó levemente a una tercera. La vivienda más perjudicada fue la que se encontraba vacía, de ahí que todos los vecinos pudieran volver a sus casas una vez quedó completamente extinguido el fuego, sobre las 2.00. En las labores de extinción participaron diez bomberos de la Comarca del Alto Gállego.

El alcalde de Biescas, Luis Estaún, explicó que las viviendas de la calle de Cantarranas son de primera y también de segunda residencia por lo que durante la Semana Santa se encontraban ocupados todos los adosados.

Desde el servicio de Protección Civil resaltaron que en épocas de alta afluencia como este último puente es cuando más salidas de emergencia realizan. Y de hecho afirmaron que el viernes acudieron a otro incendio en una vivienda de la localidad del Pueyo de Jaca causado por una chimenea. En ese caso, el fuego no se propagó por el resto de la casa, aunque los bomberos, por precaución, revisaron todo el edificio.

Etiquetas