Despliega el menú
Huesca

La Fundación Dinópolis busca nuevos yacimientos de fósiles en Riodeva y Galve

Los paleontólogos también continuarán con los trabajos en la mina de Ariño durante la campaña de verano.

La Fundación Dinópolis, la sección científica de complejo paleontológico turolense, intensificará las campañas de sondeos de nuevos yacimientos en las localidades de Riodeva y Galve durante la próxima temporada estival. Mediante diferentes prospecciones, los paleontólogos esperan abrir nuevas líneas de investigación a partir de estos enclaves que ya han proporcionado una abundante e inédita información.

En Riodeva se descubrieron, entre otros, los restos de Turiasaurus, el dinosaurio de mayores proporciones de Europa; y Galve es un municipio de referencia en España en el estudio de estos animales prehistóricos. Sus hallazgos han permitido describir hasta cuatro especies distintas, de las cuales las más conocidas son el Aragosaurus y el Galvesaurus.

El gerente de la Fundación, Luis Alcalá, señaló que este verano se realizarán exploraciones en lugares de Riodeva y Galve donde se sospecha, por estudios anteriores, que pueden existir fósiles de interés. Y agregó que estos territorios son excepcionales tanto en las aportaciones de huesos petrificados, como en huellas de dinosaurios o icnitas, sobre todo en la última localidad. Allí se localiza el yacimiento de Las Cerradicas, actualmente visitable y en el que se conservan vestigios de gigantescos animales grabados en la roca desde hace 145 millones de años.

En estas dos zonas, así como en Ariño, lugar que se ha revelado en los últimos años como un auténtico filón para las excavaciones paleontológicas, trabajarán por turnos los seis especialistas que integran el equipo de la Fundación. Alcalá manifestó que la reducción de las ayudas ha impedido contratar a más profesionales, si bien añadió que se contará con la colaboración de dos alumnos en prácticas de Biología y Restauración de las universidades de Valencia y Vigo, que permitirán reforzar la plantilla. Pese a ello, explicó que las excavaciones no representan el apartado más costoso de la Fundación, por ubicarse los yacimientos cerca de la sede central, lo que evita un sobrecoste en desplazamientos. «Es más cara la labor de restauración, porque tenemos miles de fósiles pendientes en el taller», Aclaró Alcalá.

Los trabajos en el yacimiento de la mina de Samca se centrarán en completar los estudios del Europelta, el último espécimen encontrado. La localización de numerosos huesos fósiles de diferentes ejemplares de una misma especie favorece notablemente su investigación, ya que posibilita la profundización en aspectos tales como su morfología o en su tipología en función del género. Dada la riqueza de este asentamiento, no se descarta, sin embargo nuevos hallazgos

El Castellar

Una de las novedades de la próxima temporada consistirá en el curso que la institución cultural dirigirá en el marco de la Universidad de Verano de Teruel durante la penúltima semana del mes de julio y que permitirá a los participantes excavar en el yacimiento del Castellar, un enclave único, sobre todo, por la presencia de icnitas. El yacimiento, catalogado Bien de Interés Cultural por el Gobierno de Aragón en 2004, ha proporcionado un sinnúmero de interesantes hallazgos, el último de los cuales, descrito el año pasado, reveló la presencia de una huella de un mega-dinosaurio carnívoro, de 60 centímetros de longitud, única en el mundo.

Luis Alcalá señaló que los alumnos del curso de la Universidad de Verano van a tener «la oportunidad única de excavar con los paleontólogos de la Fundación en un yacimiento muy importante, en este caso de restos fósiles». Solo podrán optar a esta actividad 20 alumnos, desde profesionales a aficionados al mundo de los dinosaurios. La Fundación ha querido limitar las plazas del curso con objeto de llevar a cabo una formación más personalizada.

Etiquetas