Despliega el menú
Huesca

Semana Santa al sol

Los bares han recibido a numerosos visitantes extranjeros y de otras provincias.

Calle Padre Huesca, la famosa 'milla de oro'.
Semana Santa al sol

Los días de fiesta, las procesiones y sobre todo, el buen tiempo, han animado esta Semana Santa las terrazas de muchos bares de la capital oscense, que han contado además con clientes venidos de otras provincias españolas y también del extranjero. Pendientes aún así de que el sol siga reinando en las últimas horas de este puente festivo, el balance es, en general, positivo, después de un difícil invierno en el que también han estado presentes las obras de la nueva zona peatonal.

“Ha venido muchísima gente, tanto por la mañana como por la tarde-noche, ha habido un ambiente impresionante”, destaca Tania Cebrián desde el bar Saqués, en la calle Padre Huesca, conocida popularmente como ‘la milla de oro’. Como señala, el buen tiempo ha acompañado todos los días del puente festivo, atrayendo también a visitantes de fuera de la provincia. “No solamente ha habido gente en el centro, si paseabas por Huesca, estaban la mayoría de terrazas igual de llenas”, añade Tania.

“Lo cierto es que esperábamos gente, pero no tanta. La verdad es que ha habido mucho movimiento”, coincide María Pilar González, jefe de cocina del Sunset Boulevard. El día de Jueves Santo, asegura, fue uno de los de mayor afluencia. “Ha venido además mucha gente de otros países, franceses sobre todo, ingleses y algún que otro alemán. También numerosos visitantes de otras provincias españolas”, añade María Luisa. El final de cada una de las procesiones que se han celebrado ha sido, además, subraya, uno de los momentos favoritos por oscenses y visitantes para sentarse a tomar algo.

“Estamos contentos, porque después del invierno más lluvioso de hace no sé cuántos años, hemos enganchado unos cuantos días de buen tiempo”, afirma, por otra parte, Fernando Castán, desde el Comomelocomo. Apunta también al buen tiempo como el principal factor que ha animado al público a salir de sus casas. “Al final, es lo único que hace falta para sentarte en una terraza”, comenta Fernando. “Parece que para estos últimos días las previsiones meteorológicas son peores, pero de momento, estamos contentos”, afirma. Confía además en que el fin de las obras de peatonalización será “positivo” para el sector.

En la plaza de San Antonio

Cerca de la ‘milla de oro’, en la plaza de San Antonio, el balance es también positivo, como asegura, desde El Café de las Letras, Nerea Rabazo. La tarde ha sido el momento del día de más afluencia, en especial de familias y grupos de amigos. “Ha venido mucha gente de otros sitios, a la que no ves todos los días, tanto de fuera de la provincia como de los pueblos de los alrededores, que dejan sus vehículos en el aparcamiento de la plaza y se quedan a tomar algo”, comenta Nerea.

“La verdad es que el tiempo sí se ha acompañado y por lo menos en el centro sí que se ha notado que ha habido bastante gente y que se ha salido a ver las procesiones”, comenta, por otra parte, Adolfo Sesé, en representación de los cafés y bares de Huesca dentro de la junta de la Asociación de Hostelería de la provincia. Ha echado en falta en la ciudad, asegura, “la falta de turismo que, al hacer bueno, ha viajado a la playa o la montaña”. Espera asimismo que hoy domingo la ciudad reciba una nueva oleada de visitantes, entre aquellos que regresan del Pirineo a sus hogares y deciden hacer una parada en la capital altoaragonesa.

También se ha notado, asegura, la apertura del Coso Bajo entre la plaza de San Lorenzo y los Porches, finalizadas casi al completo las obras de peatonalización en ese tramo. “Llevamos tres meses muy malos con las obras, prácticamente desde el día de Reyes, ya que quieras que no, al cliente de paso lo pierdes. El que quiere venir viene, pero al que encuentra un gran impedimento con las obras lo hemos perdido”, lamenta. Desde el día que se colocaron las pasarelas, observa Sesé, ya se empezó a notar el movimiento de gente entre el casco antiguo y las Cuatro Esquinas. “Ha sido una Semana Santa, no para quitarse el sombrero, pero aceptable, en parte por el buen tiempo, que ha invitado a la gente a salir a la calle”, concluye a modo de balance.-

Etiquetas