Despliega el menú
Huesca

Bedous conmemora el centenario de la llegada del tren con la petición de la reapertura del Canfranc

La asociación de ferroviarios del línea internacional organiza mañana
un acto reivindicativo.

El centenario de la llegada del ferrocarril de Olorón a Bedous (Francia) se celebrará mañana –19 de abril, a partir de las 11.00– en esta última estación con una jornada para reclamar la reapertura de la línea internacional Zaragoza-Canfranc-Pau, que se inauguró en 1928 y se interrumpió en 1970. La Asociación Abbcs, formada por ferroviarios vinculados al trazado, organiza los actos que encabezará el presidente de la región fronteriza de Aquitania, Alain Rousset.

El presidente de la asociación, Michel Labarde, así como el consultor ferroviario René Gouin-Rabal resaltan la importancia de esta línea para el comercio de mercancías así como para el transporte de pasajeros. De hecho, Gouin-Rabal, dedicado al sector durante muchos años, no solo afirma que sería un buen medio de transporte sino que además sería «rentable». «Ahora que el comercio no es ni siquiera europeo, sino internacional, es una infraestructura muy necesaria», estima ese experto, ahora jubilado, en comercio europeo.

Por ello, la asociación de ferroviarios franceses ha organizado un programa de actividades en torno al centenario, desde hoy hasta el día 21, con el citado acto central de mañana. Rousset defenderá en su discurso la necesidad de reabrir la línea, cuya historia se podrá conocer en una exposición con fotografías y vídeos en la propia estación. Según recuerdan, Rousset apuesta por denominar a la línea ‘Goya’, ya que nació en Fuendetodos y falleció en Burdeos.

No obstante, en Francia se sigue avanzando en la recuperación del trazado, aunque no al ritmo que a los defensores de la línea les gustaría. En breve, comenzarán a trabajar en la reforma del tramo entre Olorón y Bedous, donde se invertirán 100 millones de euros, para reabrir el tramo a finales de 2015. De hecho, tras anunciar las obras, el prefecto de los Pirineos Atlánticos, Pierre-André Durand, aprobó la declaración de utilidad pública del tramo, paso necesario para iniciar los trabajos.

Los ferroviarios de la Abbcs (Asociación Burdeos-Beárn-Canfranc-Zaragoza) celebrarán por el momento el centenario de la llegada del tren hasta Bedous con la reivindicación de la reapertura de la línea, ya que lamentan que todavía quedará pendiente el tramo entre Bedous y el túnel de Somport, donde se encuentra el puente de Estanguet, en el que descarriló el tren que desencadenó el cierre de la línea internacional.

Gouin-Rabal asegura que «la culpa fue de Francia». Pero ahora, ya no quiere mirar atrás y su esfuerzo se centra en hacer ver a las autoridades de ambos lados del Pirineo la importancia de este paso. «Se habla de la Travesía Central Pirenaica con la construcción de un túnel de baja cota que atraviese la cordillera. No estamos en contra, no nos parece mal, pero es mucho más sencillo y barato reabrir la línea internacional», apunta Gouin-Rabal, a quien se dedicará la exposición.

Tanto él como el presidente de la asociación, Michel Labarde, entienden que la factoría zaragozana General Motors podría estar interesada en el transporte de sus vehículos por el centro de la frontera, de la misma forma que la Ford de Valencia. De hecho, recuerdan que históricamente fue un importante paso para el transporte de mercancías como el oro nazi. Por ello, no creen que tenga problemas de capacidad cuando en 1967 pasaban trenes de mercancías con entre 15 y 20 vagones, sin ningún problema. Esta asociación pondrá de nuevo mañana el acento en la reapertura del paso internacional.

Etiquetas