Despliega el menú
Huesca

La DPH abre la convocatoria para alojar a nuevos residentes en pequeños municipios

La Diputación Provincial de Huesca (DPH) ha publicado la convocatoria para los ayuntamientos de menos de 500 habitantes.

La Diputación Provincial de Huesca (DPH) ha publicado la convocatoria para los ayuntamientos de menos de 500 habitantes que quieran conservar y rehabilitar viviendas o lugares de residencia destinados a alojar a nuevos residentes. Se trata del Programa de Impulso Demográfico dotado en esta ocasión con 325.000 euros, frente a los 260.000 euros de la pasada convocatoria.

La DPH ha indicado que más del 70 por ciento de los municipios de la provincia tienen menos de 500 habitantes. Para estas ayudas, se consideran nuevos residentes los empadronados en el núcleo donde tenga lugar la actuación con posterioridad al 1 de enero de 2013. El plazo para solicitar las subvenciones está abierto hasta el 15 de mayo y la información y trámites están disponibles en la sede electrónica de la Institución 'www.dphuesca.es'.

El responsable de Promoción, Desarrollo y Medio Ambiente en la DPH, Javier Betorz, ha explicado en una nota de prensa que "el fin es que se instalen familias en los municipios", de manera que "posibilitamos que el ayuntamiento haga una rehabilitación integral de sus instalaciones, pero lo más importe es que en estos municipios vaya gente a vivir".

Betorz ha defendido un "medio rural vivo" y ha precisado que "ya se nos ha dado la circunstancia en municipios que han accedido a estas ayudas que por esas familias han conservado sus escuelas". Desde su puesta en marcha en 2001, el programa ha ido adaptándose a las necesidades de los municipios. Además, "es una convocatoria muy concurrida" y por eso la DPH destina 75.000 euros más que el pasado ejercicio.

85% De la inversión 

El porcentaje de las subvenciones que otorga la Diputación a estos municipios es del 85 por ciento de la inversión prevista, teniendo en cuenta que el límite máximo por actuación es de 60.000 euros.

Este Programa de Impulso Demográfico se dirige especialmente a la rehabilitación, acondicionamiento y adecuación de viviendas de titularidad pública con destino al alojamiento de nuevos residentes, pero también puede ser objeto de ayuda el amueblamiento de la casa o la compra de enseres y menaje, siempre que forme parte de la actuación para la conservación o rehabilitación.

Hasta ahora, esta iniciativa ha permitido cerca de ochenta actuaciones en toda la provincia y se ha generado una inversión que supera los cuatro millones de euros. Las ayudas concedidas el año pasado a ayuntamientos como Broto, Abizanda, Frula, Abiego, Albero Alto, Naval, Albalatillo, Arguis, Peraltilla y Azlor están realizando diferentes proyectos con el mismo objetivo de atraer población a sus municipios.

Etiquetas