Huesca
Suscríbete

Panticosa Resort prepara para abrir el Gran Hotel a finales de marzo

El complejo trabaja en la desestacionalización del turismo.

El Gran Hotel ha sido rehabilitado
El Gran Hotel ha sido rehabilitado
Panticosa Resort

Panticosa Resort se prepara para la reapertura del Gran Hotel a finales de marzo como parte de su nueva etapa empresarial de la mano de Beitreben Hospitality que ha puesto el foco en la recuperación del entorno histórico, la oferta de nuevos servicios y la organización de eventos.

Esta reapertura se enmarca dentro de la estrategia de la compañía de abrir el complejo once meses al año para recuperar la marca histórica inherente a Panticosa y "ofrecer al cliente lo mejor durante todo el año", según explicó en una entrevista David Rey, director comercial y de marketing de Panticosa Resort y Boí Taüll Resort.

"Esta política de apertura permite a la compañía además de mantener una importante sostenibilidad económica, al tener trabajando equipos los doce meses del año, contribuir a generar fijación en el territorio para que la actividad económica se mantenga durante todo el año", explicó.

El complejo, que se ha sometido a una renovación de sus instalaciones en los últimos meses, trabaja en diversas líneas estratégicas de desestacionalización para llegar a un mayor número de clientes internacionales, así como el diseño de una nueva estrategia para captar clientes corporativos.

"Las compañías realizan escapadas más cercanas, viajes de incentivos y reuniones de trabajo que, sin ser las macro convenciones de antaño, comienzan a dinamizar el sector y supone un síntoma de recuperación", explicó Rey, insistiendo en que todo ello colabora también a la desestacionalización.

En este línea, se pondrán en marcha de forma continua en el complejo numerosos eventos y acciones singulares que permitan atraer al cliente durante los once meses del año y desestacionalizar la oferta.

Campaña de invierno "muy positiva"

Esta temporada la campaña de invierno ha sido "muy positiva" para el destino turístico situado en pleno corazón del Pirineo de Huesca con un crecimientos del 25% de ocupación y de ingresos.

El complejo registró un total de 15.000 visitantes nacionales e internacionales, lo que supone un 10% más que el año anterior. El nivel medio de ocupación fue del 80% llegándose a niveles del 95% en fechas punta.

El 80% de los visitantes fueron nacionales (la mayoría de Aragón, Madrid, País Vasco y Navarra) aunque se ha registrado un importante repunte del turismo extranjero, especialmente el francés. En total un 50% más que el año anterior.

Ante este auge del mercado francés la compañía ha incorporado una delegación comercial en Francia. "Es un mercado que valora mucho el pirineo de calidad español y los alojamientos que ofrecemos", explicó el directivo.

La recuperación del cliente de perfil medio, medio-alto que busca disfrutar de las vacaciones de Navidad en la nieve también se notó esta temporada. "No hemos tenido que retocar precios y la ocupación ha sido muy buena", explicó Rey, quien reconoció que el plan de promoción del Gobierno de Aragón para esquiar y dormir en la provincia no les proporcionó el retorno esperado, "aunque sirvió para conocer el Pirineo aragonés".

Un destino de doce meses

El hotel alberga cuatro plantas que se reparten en 42 habitaciones (14 estándar, 26 superiores y dos junior suite). Cuenta con salas de reuniones, cafetería con terraza exterior, biblioteca con chimenea, sala de billar, restaurante, y spa termal propio. Además cuenta con un jardín de 5.800 metros cuadrados.

Enclavado en un edificio histórico de 1896, el hotel se reabre para completar la oferta hotelera de la compañía y junto con el otro hotel existente, el Hotel Continental (diseñado por Rafael Moneo), permitirá ofrece un total de 300 habitaciones ofreciendo la versatilidad de abrir uno o varios establecimientos en función de la demanda.

Estos establecimientos se complementan con el balneario 'Termas de Tiberio', cuyas aguas termales ya se comenzaron a utilizar en época de los romanos, así como el espacio nórdico que ofrece un entorno paisajístico único para la práctica del esquí de fondo.

"Nosotros podemos estar ofreciendo destino turístico doce meses y ese es el gran reto", explicó su director comercial, para quién es fundamental identificar nuevos públicos y diseñar estrategias para rentabilizar las inversiones.

Y es que Panticosa Resort ha comenzado con fuerza una nueva etapa empresarial bajo la gestión de la empresa Beitreben Hospitality y con Antonio Doménech, como director general ejecutivo máximo responsable de la compañía.

Etiquetas